Hoy os propongo una cama vintage para gatos, hecha con una maleta de mano. Es fácil y, además, los resultados no pueden ser más asombrosos. Como todo, esto no es más que una idea para dar salida a esta pequeña maleta que ya no se utiliza. A partir de aquí, cada uno de nosotros puede inspirarse en el ejemplo y luego decorar la cama con la temática que queramos.

Esta pincelada vintage, a nuestro hogar con mascota incluida, encuentro que es una idea bellamente pensada. La comodidad de nuestro minino está en juego, así que añade un buen cojín de esos muy mullidos que disfrutarán los pets con todo el amor del mundo. Lo simpático de esta cama vintage para gatos, es el papel pintado con el que se ha forrado la tapa de la maleta… simplemente me encanta.

Además el color blanco combinado con el negro se lleva mucho este año, así le das cierto toque moderno… utilizando una estructura de una maleta más antigua. Las rayas en zig-zag dan un toque dinámico y vivo… incluso puede que nuestro gato se quede mirando un rato. El cartel CAT es una idea simpática, aunque puedes cambiarlo por el nombre de tu mascota. También puedes aprovechar la zona de la tapa para añadir una especie de bolsillo de tela, donde guardar cepillos, juguetes o alguna pertenencia de tu adorado minino.

cama para gatos

¿Quieres que tu gatito se sienta como un Rey? añade una manta de pelo de lo más glamurosa y algún detalle en otro color, también para decorar (si la cama la vamos a tener en el salón o en alguna salita y se va a ver, mejor que quede espectacular) Para que la maleta quede más alta y no al ras del suelo ¡añade una patas! Qué mejor elección que añadir unas patas, pueden ser de una silla que no utilices, una mesa o incluso las puedes comprar a parte (si pones patas regulables… no podría ser más gracioso el resultado, así se puede poner la cama a la altura que queramos) ¿Tienes un gato que disfruta de una maleta como cama? ¡Cuéntanos tus ideas!

foto: decorreport