Hoy os dejo con estas guirnaldas de papel, para decorar cualquier pared que necesites. Es una buena opción para dar color a un lugar especial, que quieras señalar; por ejemplo, en esta ocasión, el rincón de la mesa se quiere destacar a base de papel de colores. Además las tonalidades escogidas se combinan muy bien entre ellas, ya que se han respetado los tonos medios.

Desde el amarillo más vibrante, pasando por naranja, del naranja al rojo y del rojo al rosa.. un rosa cada vez más claro. Realmente puedes escoger los colores que más se ajusten a tus necesidades, así que solo tienes que pensar en qué tonalidades vienen mejor para destacar el rincón preparado.

Si tienes una fiesta o una comida con la familiar y quieres añadir un toque diferente.. puedes lograrlo con un poco de cartulina. Lo suyo es que, en una superficie plana, cortes tiras de cartulina.

guirnalda

Para hacer una sola guirnalda, haz muchas tiras de papel.. de un grosor de unos 3 cm o al gusto. Luego solo tienes que pegar los extremos de una tira, ya tenemos un círculo.. ahora introduce una tira, por el aro y pega los extremos.. ve haciendo esto y conseguirás una guirnalda en forma de cadena. Puedes hacerla lo larga que quieras, según la pared que necesites decorar.

Como vemos hay muchas guirnaldas hechas, una al lado de otra como si fuera una cortina de papel. Los extremos los han querido poner de tonalidades más claras.. en cambio la zona del centro va con colores más vibrantes. Además, para que todo combine perfectamente, los complementos y el menaje escogido comparten alguno de los colores de las guirnaldas.

Entre las frutas, las flores y los floreros.. han creado un estupendo espacio para algún evento alegre y primaveral. Es una idea más, perfecta para fiestas o incluso para un día especial con tus hijos. Recuerda enganchar bien las guirnaldas, para que no se deshagan, sobretodo si hay alguna corriente de aire o la celebración es en exterior.

foto: decoist