Cómo conseguir un dormitorio colorido y relajante al mismo tiempo

Dormitorio colorido

Cuando pensamos en el dormitorio, estamos pensando en nuestro refugio, en el lugar donde descansamos, donde vamos para sentirnos bien y por la noche, para dormir. Así, con un buen descanso podrás levantarte cada mañana con más energía que te permitan tener un día maravilloso. Entonces, ¿se puede combinar un dormitorio colorido que al mismo tiempo sea relajante?

Claro que se puede, siempre y cuando sepas escoger bien las tonalidades. Necesitarás un dormitorio que te permita descansar por la noche, pero que a su vez, cuando te despiertes por la mañana, pueda proporcionarte esa energía extra que todos necesitamos para empezar el día con buen estado de ánimo.

Dormitorio colorido
unsplash.com

Toques en rosa

Si tienes un dormitorio amplio y luminoso con una moderna cama blanca con dosel, cortinas blancas te irán muy bien pequeños toques de rosa chicle en el techo, y esparcidos por toda la habitación con accesorios como una maceta, alfombras y cuadros. Los toques de vegetación añaden un elemento natural al rosa y a los demás colores que te aportarán el descanso por la noche y la energía durante la mañana.

Verde saturado y dorado

Puedes usar pintura verde saturada profunda en las paredes y un rico cabecero de terciopelo en un tono complementario de verde bosque para crear un dormitorio minimalista colorido. Una funda nórdica de lino dorado apagado, una luz de lectura de metal dorado brillante y un jarrón de craspedia amarilla seca agregan un toque de brillo y luz contrastantes… ¿lo imaginas? ¡Solo tienes que crearlo!

Azul, blanco y naranja

El azul te relaja y el naranja te aporta esa energía que necesitas todos los días para afrontar el día con la fuerza que requieres. Puedes utilizar muebles reciclados y tonos de azul fresco y coral que animan los tonos blancos y madera de una habitación de estilo tradicional… blanco, naranja y azul… una combinación majestuosa que no te dejará indiferente.

Amarillo, rosa y blanco

Las paredes blancas y el resto de dormitorio para combinar el amarillo con el rosa, una combinación de colores que te aportarán el descanso por la noche y la vitalidad por las mañanas, exactamente como quieres que sea. Pero es que además, siempre quedará bien y te hará sentir que tu refugio es el mejor lugar del mundo.

Dormitorio colorido
unsplash.com

Puedes crear un dormitorio con un diseño feliz al combinar toques de amarillo y rosa en un dormitorio amplio y luminoso. Una cabecera de terciopelo amarillo caléndula crea un punto focal, el papel tapiz de lunares rosas y amarillos añade personalidad, y un estampado rosa y un tiro coordinado por colores lo unen todo.

Puedes usar blanco en otras partes de la habitación para mantener la frescura, y añadir lámparas de mesa con forma de globo de inspiración vintage de los años 70 y un candelabro sputnik en tonos de latón brillante para rematar el estilo… ¡el estilo es sublime!

Mostaza y negro

Una idea es pintar las paredes de un hermoso dormitorio en negro mate que se convierte en una lámina inteligente para añadir toques de color audaces. Puedes usar ropa de cama de color amarillo mostaza, ricos tonos de madera en las mesas de noche y canastos pálidos en la cabecera para crear una habitación llamativa y acogedora. Estarás creando un refugio del que no querrás salir.

Dormitorio colorido
unsplash.com

En tonos pastel

Que un dormitorio sea colorido no significa que tenga que ser brillante o con colores demasiado intensos, ni mucho menos. Puedes usar colores en tonalidad pastel para hacer que la estancia se sienta más grande, relajada y al mismo tiempo que te aporte esa vitalidad que echas de menos cada mañana. Esta combinación de colores quedará sublime: rosas, grises, marfil y marrón con acabados en madera y latón envejecido.

Como ves, son muchas las combinaciones que puedes obtener para conseguir un dormitorio colorido pero que al mismo tiempo te aporte el descanso que necesitas por la noche y esa energía tan importante al despertar cada mañana. Solo tienes que escoger la combinación de colores que encaje mejor contigo, con tu personalidad y con los efectos que deseas conseguir en tu estancia preferida de la casa… En la que te sientes más a gusto y donde puedes ser tú mism@… ¡tu dormitorio!

Ir arriba