¿Tienes que amueblar tu habitación y no sabes cómo? ¿El espacio es reducido? Hoy vamos a darte algunas ideas y trucos para decorar dormitorios pequeños y aprovechar al máximo los metros cuadrados. ¡Toma nota!

dormitorios pequeños
Fuente: Elle Decor

Los dormitorios pequeños están a la orden del día. En casas ya de por sí mini, se priorizan unas estancias sobre otras. Así se da más importancia (y también más metros) al salón o a la cocina, en detrimento del resto de habitaciones. Y puede que el dormitorio principal de la casa sea bastante reducido y te resulte complicado decorarlo.

Fuente: Elle Decor

Sin embargo, existen diversas formas de conseguir que parezca más amplio y espacioso. Como, por ejemplo, el color de las paredes. Ya sabes que hay colores que multiplican la amplitud de forma visual, mientras que otros parecen reducir los metros. Además de elegir tonos claros, ten en cuenta que los colores fríos son más relajantes: azules y verdes son los colores que se recomiendan en estas zonas, ya que facilitan el descanso.

Ideas para ampliar visualmente los dormitorios pequeños

Existen soluciones de diferente tipo que te ayudan a conseguir que tu habitación parezca mucho más amplia de lo que realmente es. Para lograrlo hay que combinar ciertas medidas: disponer de la forma correcta los elementos (como la cama o el armario), elegir los colores adecuados para las paredes, la ropa de cama y las cortinas, y acertar con la iluminación.

Fuente: Elle Decor

Empezamos por la cama, el elemento más importante del dormitorio. Si el espacio te lo permite, elige una de 150×200 cm, que será mucho más cómoda para que duerman dos personas. Si tu cuarto es muy pequeño o no tienes compañero de habitación puedes elegir una cama de 135×190 cm.

También te puede interesar:  Mi Tv también decora

A la hora de calcular los espacios, cuenta con que necesitarás unos 5 o 10 cm adicionales para el cabecero. Además de otros 80 cm a los pies de la cama para poder circular cómodamente por la habitación, y unos 15 cm entre la cama y las mesillas.

Lo mejor que puedes hacer es un dibujo de la habitación para calcular lo que ocupará la cama y el resto de muebles. Así verás claramente cuál es la mejor manera de colocar cada elemento para aprovechar mejor el espacio.

Cabecero y mesillas, no prescindas de ellos

Fuente: Ikea

Además de buscar mesillas estrechas que ocupen poco espacio (las hay hasta de 30 cm de ancho), puedes optar por una estructura de cabecero que integre las mesillas.

Puede ser, por ejemplo, un cabecero con módulos de baldas extraíbles (o con hueco de almacenaje integrado como el de la foto) te servirá para guardar muchas cosas sin ocupar espacio.

El armario que mejor te va

Fuente: HGTV

Elegir el armario no es una cuestión menor. De hecho, después de la cama es el segundo elemento del dormitorio que más espacio ocupa. Además del tamaño, has de tener en cuenta el tipo de puertas que lleve.

Si cuentas con muy poco espacio elige puertas correderas, que son las que menos ocupan. Después irían las plegables, y por último, las batientes, que necesitan unos 50 cm como mínimo para poder abrirse, más un poco más para moverte con comodidad.

En cuanto al tipo, ¿por qué no optas por un sistema modular? Tienes muchas medidas para poder crear tu armario a tu medida. Además, puedes ir añadiendo otras piezas si lo necesitas. En cuanto a los materiales, lo mejor es decidirse por melaninas de calidad. Son resistentes, no amarillean y son muy fáciles de limpiar.

También te puede interesar:  Compañero para juegos

Elegir los textiles

Fuente: HGTV

La ropa de cama, los almohadones y cojines, la colcha, las cortinas, etc. Los elementos textiles son clave en el dormitorio, ya que aportan comodidad y hacen el espacio más confortable. Además, si las eliges bien lograrás que el dormitorio parezca más grande.

Para eso, lo mejor es ser moderado con los colores y no poner demasiados (como mucho tres). Pinta las paredes en un tono neutro para crear una base cromática discreta, y después ve añadiendo algunos toques de color con los textiles o los complementos. Eso sí, sin pasarte.

A la hora de instalar las cortinas, el modelo a elegir dependerá de varios factores, como la luz natural que recibe el dormitorio. Si es luminoso, puedes elegir una tela más tupida que oculte mejor el espacio, pero si es oscuro, bastará con un visillo fino que no impida la entrada de la luz.

Los estores son otra alternativa decorativa e interesante, quedan bastante recogidos y no ocupan demasiado. Ten en cuenta que puedes sujetarlos a la pared o al techo, en función del espacio disponible.

Gracias a estos consejos para decorar dormitorios pequeños, lograrás que el tuyo parezca bastante más grande de lo que es. Solo tienes que alterar la percepción del espacio mediante los trucos que te hemos contado, y verás la diferencia.