Para poder elegir un tragaluz correctamente deberás tener presente algunos parámetros. Hoy nos referiremos a ellos. En primer lugar deberemos saber que es una excelente opción para quienes quieren aprovechar la luz natural.

Los expertos consideran que gracias a ellos se puede obtener hasta un 30 por ciento más de luz natural que las clásicas ventanas verticales. Desde el punto de vista del diseño permiten hacer que el cuarto parezca más grande. Podrás encontrar diferentes modelos que se adaptarán cualquier estilo de techo o cielo raso.

Elegir un tragaluz
Fuente: Juan de Dios Santander

Cuando se habla de ventana de techo o tragaluz puede vincularse a los diferentes estilos. Por ejemplo los tragaluces de ventilación son los más usados en estancias como la cocina y los baños. Además de brindar más luz a los ambientes la ventilación que proporcionan brindarán una corriente de aire ascendente.

Existen diferentes maneras en las que funcionan los tragaluces: una de ellas es que estén controlados por sensores de temperatura, por control remoto, con interruptores eléctricos de pared, con manivelas manuales.

Aquellos modelos de tragaluces fijos únicamente se usan para conseguir más luz. Estos son ideales para ser usados en segundos pisos, desvanes u otras habitaciones que requieran más iluminación o disfrutar los paisajes. Los estilos y los tamaños varían de rectángulos a cúpulas.

Los tragaluces confeccionados en acrílico se encuentran diseñados para los cuartos de utensillos, cocheras, talleres o donde sea más importante la funcionalidad y no tanto la estética. Uno de los modelos más nuevos son los tragaluces tubulares. Su tamaño es más pequeño, se los usan en los sitios en donde los tragaluces comunes no caben.

En el caso de que se requiera se podrá instalar un tragaluz en los pasillos, cuartos de baño y hasta en algún clóset. Aun los modelos más pequeños permiten el ingreso de mucha luz. La manera de instalarlo es bastante similar en la mayoría de los modelos.

Puedes leer la segunda parte del post aquí: Diferentes modelos para elegir un tragaluz (Parte II)