En Decoración 2.0 seguimos contando los días que quedan para la Noche de Brujas! Hoy os proponemos incluir, en vuestra de coración de Halloween, unas estupendas momias realizadas por nosotros mismos.

Con pocos materiales, haremos una pequeña momia que puede quedar genial en el rincón que más te guste!… también podemos realizar multitud de pequeñas momias y disponerlas como desees… además es una actividad perfecta para hacerla con niños.

Los materiales que necesitamos son:

– tijeras fuertes
– palitos de helado
– una pequeña  de madera
– buen pegamento
– muselina desgarrada en tiras de 2 cm
– ojos de plástico

Lo primero que vamos a hacer es cortar dos palitos de madera, esto serán los brazos. Ahora corta otros dos para las piernas, estos deberán ser más largos que los de los brazos.

Adhiere los brazos y las piernas a cada lado de la cuchara de madera -esta es la estructura del muñeco, es decir, su cuerpo- Para fijar utiliza un pegamento específico para madera. 

Por último resta vestir al muñeco y colocarle su cara. Para ello debemos vendarlo con muselina, que habremos recortado en tiras, pega un extremo de esta y ve enrollando. Envolveremos el resto de la madera utilizando el pegamento cuando acabemos, para fijar el otro extremo de la tira. Esto lo haremos con toda la muselina, hasta que quede bien vendado el muñeco.

Recuerda que si no tienes muselina, siempre puedes hacer lo mismo con una venda o trozos de papel. Para acabar añade los ojos, con un punto de pegamento y listo! 

 

Artículo anteriorPasión por el buen gusto
Artículo siguienteMecedoras en la decoración
Silvia Martínez Casares
Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria... etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida! Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)... entre muchas otras cosas!