En el artículo de hoy hablaremos de cómo decorar nuestro salón, o cualquier otra estancia, con estos simpáticos murciélagos de papel. Fácil y de bajo coste, obtendremos un complemento para nuestra decoración de Halloween.

Realizar composiciones, parecidas a las de la imagen, otorgarán el ambiente perfecto para la Noche de Brujas. Para hacerlo tan solo necesitaremos una cartulina negra, tijeras y cinta adhesiva.

Si te gusta dibujar y eres diestro puedes realizar los murciélagos directamente en la cartulina negra y recortar. También podemos descargar alguna plantilla por internet e imprimirla como patrón.

O, por último, podemos realizar una plantilla en un trozo de cartón, de esta forma saldrán todos iguales. Una vez tengamos el patrón, trazamos en la cartulina el contorno y recortamos tantos murciélagos como quieras.

Debemos plegar cada murciélago realizado, por la mitad. Si quieres ahorrarte trabajo, pliega por la mitad todas las cartulinas que vayas a utilizar y copia medio murciélago en la parte del doblez. Luego tan solo tenemos que recortar y ya tendremos el murciélago doblado.

Seguidamente añade un trozo de cinta adhesiva y pégalos allá donde más te gusten. Aquí te dejamos una imagen para que te sirva de inspiración.  Completalos con una buena decoración de Halloween.