¿Hay que dejar de regar el césped en otoño?

Puedes considerar el verano como el momento para regar el césped, pero no creas que puedes dejar de regar el césped en el otoño. Incluso aquellos que viven en climas más fríos no están libres de responsabilidad en este sentido. Junto con cortar el césped a una altura óptima, fertilizarlo y rastrillar las hojas, el riego adecuado es uno de los aspectos más críticos del cuidado del césped de otoño

Por eso, si eres algo inexperto en el cuidado del jardín y tienes un césped bonito y no quieres que se estropee.. entonces te interesa todo lo que te vamos a explicar sobre cuándo dejar de regar el césped en otoño.

Así sabrás qué tienes que hacer para que tu césped se mantenga en perfectas condiciones durante todo el año, sabiendo cuándo es el momento de riego y cuando puede esperar. No pierdas detalle porque te va a interesar.

Cuándo dejar de regar el césped en otoño

Lo primero que debes tener en cuenta es que no debes de dejar de regar tu césped por completo en el otoño hasta que el suelo se congele. Después de que el suelo se congele (en caso de que lo haga dependiendo del clima donde vivas), no tendría sentido regar la hierba porque el suelo congelado actuaría como una barrera, bloqueando el paso del agua hacia las raíces.

Césped en otoño
unsplash.com

Por eso se dice que las frías temperaturas de los inviernos del norte crean condiciones desérticas. «Desierto» puede evocar en tu mente imágenes de cactus y suculentas que crecen en arenas calientes, pero también se aplica a regiones en las que el agua está atrapada en forma de hielo. Las plantas sobreviven a la falta de agua entrando en letargo, un estado similar al del sueño en el que no necesitan riego…

No significa que se muera el césped, simplemente imagínatelo como si estuviera durmiendo sin necesidad de alimentarse porque el agua congelada les ha hecho quedarse en un modo de ausencia temporal.

Por qué es importante regar en otoño

Si tu tipo de césped es un césped de estación fría, entonces el otoño es un período de crecimiento importante para él. La hierba sigue creciendo durante una buena parte del otoño, incluso si no ve tanto crecimiento en la parte superior.

En cambio, gran parte del crecimiento se produce bajo tierra en el sistema de raíces. Esto es crucial para construir una base sólida para tu césped y ayudarlo a reparar cualquier daño que haya ocurrido durante el verano.

No lo prives del riego durante este momento crítico. Un suministro de agua adecuado para las raíces es esencial para la absorción adecuada de nutrientes durante los períodos de crecimiento.

Si tu césped no absorbe lo suficiente los nutrientes, no logrará una salud óptima y es posible que no sobreviva a un duro invierno… Por eso, necesita estar bien regado y que no lo abandones aunque las temperaturas bajen más de lo que te esperabas cuando disfrutabas del agua en momentos calurosos del verano.

Césped en otoño
unsplash.com

Cómo equilibrar el riego del césped en otoño

Tan importante como es regar el césped en el otoño hasta que el suelo se congele, es igualmente importante no regarlo en exceso. El riego excesivo puede dañar el sistema de raíces del césped y el exceso de humedad puede poner el césped en riesgo de enfermedades fúngicas.

Si tu área recibe suficiente lluvia en otoño, es posible que solo tengas que regar las áreas que se han vuelto a sembrar o donde  se acaban de comenzar nuevos céspedes. Pero si ocurre un período relativamente cálido y seco, tienes que prepararte para regar el césped como lo harías en verano.

La hora del día en que riegas el césped también es importante. Es mejor regar temprano en la mañana porque la hierba tiene todo el día para secarse antes de que caiga la noche.

Césped en otoño
unsplash.com

Por la misma razón, la noche es el peor momento para regar el césped. Ésta es una de las razones por las que los sistemas de riego automático resultan útiles. Tienen temporizadores que puede configurar, por lo que no tiene que ser un madrugador para regar el césped en el momento adecuado… sin duda es un método excelente para que tengas el césped bien regado y cuidado de la forma más cómoda.

Ahora que ya sabes toda esta información importante, recuerda poner de tu parte para tener un césped bien cuidado durante todo el año. Porque en otoño, también es una época que no puede faltar el agua a tu césped, ¡es el alimento que necesitan sus raíces para disfrutar de un color y una fuerza excelente durante todo el año!