Seguiremos contándote parte de la interesante historia de la cocina. Aprovechamos para invitarte a leer el artículo anterior en el que contamos los orígenes de la cocina y sus funciones. Hoy nos referiremos a los que sucede con las cocinas desde comienzos del siglo XX.

A comienzos del siglo XX la cocina empieza a tener adelantos, gran parte de ellos se debe a los progresos que existen en la iluminación, los conceptos de decoración y nuevos elementos que sirven para la refrigeración. La cocina poco a poco se fue integrando al resto de la casa y la decoración fue volviéndose funcional con un estilo determinado.

Historia de las cocina
Fuente: The Casas

Muchas de las cocinas se comenzaron a vender ya equipadas, pensadas con todos los detalles para la preparación de las comidas.

El tipo de cocina muchas veces está enfocado en las culturas, en la manera de preparar las comidas. Tengamos en cuenta que cuando una persona se nutre se asegura el crecimiento y la manera de desarrollarse, los alimentos nos brindan placer. Comer y cocinas es un acto social, en algunas culturas se evita la ingesta de comer algunos alimentos por ser considerados desvalorizantes o relativizan su aceptación. La elección de los alimentos y la manera de prepararlos depende de los principios de cada persona.

Gracias a la incorporación de los elementos de refrigeración cambiaron los hábitos de consumo y la manera de alimentarse las familias, también la manera de realizar las compras. Al poder conservar la comida por más días ya no era necesario salir a comprarlas todos los días.

A lo largo de la historia la elección de los alimentos dependía de diferentes variables, en un comienzo se basaba en la disponibilidad y en la etapa de recolección de los agroalimentos. Después las costumbres y técnicas alimentarias fueron cambiando en base a la disponibilidad de combustibles para cocinarlos. La decoración de las cocinas fue acompañando estos adelantos permitiendo que además de ser una estancia más de la casa sea un sitio de reunión para la familia.