Si tienes jardín seguro que tienes por casa algún banco que se te ha quedado un poco viejo, en desuso o que ya no te gusta. Pues con esta idea ahora puedes darle otra finalidad. Si no tienes bancos viejos y te gusta la idea también puedes comprarlos en el lugar que te resulte más económico. 

Con dos o tres bancos (en función de lo que quieras y de lo que dispongas) podemos hacer una bonita y original estantería. Para hacer unos como los de la fotografía necesitamos: 

– 3 bancos de madera de diferentes tamaños
– 3 pinturas de diferentes colores
– Pinceles
– Cola de carpintero
– Tornillos

Lo primero que debemos hacer es pintar cada uno de los bancos en diferentes colores (dependerá de la decoración del hogar). 

Una vez que los tres bancos están pintados y secos, colocamos el mediano sobre el más grande. Con un lápiz marcamos donde quedarían apoyadas las patas del banco mediado sobre el grande y sobre esas marcas colocamos un poco de cola de carpintero en cada pata. Dejamos secar y una vez esté seco colocamos un tornillo en cada pata para sujetar bien los bancos. No están sólo superpuestas una sobre otra ya que podrían caerse y lastimar a alguien. 

Realizamos el mismo procedimiento con el banco más pequeño, esta vez sobre el mediano. Una vez que hacemos lo mismo sobre este nivel, ya tenemos nuestra estantería bonita y resistente en la que podremos almacenar nuestro objetos. 

Vía: Hogar Total