Buenos días amigos! En el espacio de hoy hablaremos sobre una estupenda idea con la que, además de poder convertir en un centro de mesa infantil, podremos divertir a nuestros hijos!

Si te gusta reciclar, aquí te dejamos una estupenda idea para utilizar cucharas de plástico que ya no queramos, siempre limpias claro!

Además también podremos reciclar la cubierta de la sorpresa de los huevos Kinder, de una manera muy divertida.
maracas.jpg
La idea de transformar todo esto en maracas, además de ser un instrumento divertido para que nuestros hijos jueguen, también se puede transformar en un hermoso centro de mesa infantil..

Si te animas solo has de hacerte con algunos artículos tales como una cubierta de plástico, por cada maraca que quieras hacer. Además necesitaremos dos cucharas de plástico por maraca, mientras más grande la cuchara, más lo será la maraca.

También vamos a necesitar un poco de celo blanco o bien washi tape, rotuladores permanentes en diferentes colores y listo.

Una vez que tengamos todo esto solo hemos de coger la cobertura de plástico, la de la sorpresa de los tradicionales huevos Kinder.

Ahora ábrela e introduce una pequeña canica, un trozo de plástico, la cuenta de un collar.. en fin algo que suene al agitar.

Ahora cierra bien el huevo de plástico y toma las cucharillas. Ponlas como la vemos en la imágen, una paralela a otra y en el centro el huevo cerrado.

Mantén esta postura así y solo hace falta fijarla, para ello utiliza el celo, cinta de colores o lo que veas más apropiado.

Con los rotuladores podemos escribir frases cariñosas, decorar las cucharas, hacerles algún dibujo.. etc.

Por último, si quieres que se vean más bonitas siempre puedes tapizar la parte de arriba con un bonito papel y listo!

Haz unas cuantas y ponlas en una bandeja, quedará un estupendo centro de mesa y al mismo tiempo un juego para los niños!