Gracias a un correcto diseño y decoración de una cocina se podrán distribuir los muebles y sus accesorios de una forma organizada. A la hora de realizar el diseño será necesario seguir unos pasos que ayudarán a que los resultados sean los deseados. Entre las medidas imprescindibles es la de tomar las medidas.

Es fundamental que se sepa la longitud y el ancho de la cocina, lo mismo que la altura que existe entre el suelo y el techo. Estas medidas son necesarias para saber el espacio que se tiene en cada uno de los lugares. Ten presente que las paredes y el suelo pueden presentar algunas irregularidades.

Plano cocina

También es aconsejable que se mida la puerta y la ventana, cada uno con sus marcos, lo mismo que los desagües, radiadores, llaves de paso, electrodomésticos, etc. Cuando ya cuentes con todas las medidas deberás realizar un planito a escala en donde quede definido el perímetro y la superficie de la cocina, las ventanas y las puertas.

Dentro de ese plano se deberá tener la posición adecuada de las tomas de electricidad, el gas y, obviamente, el agua.

A continuación se deberá establecer la distribución de los elementos teniendo en cuenta que una correcta distribución ayudará a realizar los quehaceres rápida y cómodamente. Recordemos la importancia del triangulo de trabajo, en el cual se tienen que colocar las tres zonas indispensables en la cocina, ellas son: área de lavado, área de almacenamiento, área de cocción.

Dentro del área de lavado ubicaremos el lavavajillas, zafacón, fregadero, escurridor. En el área de cocción se encontrará la estufa, microondas, extractor de grasa, condimentos, utensilios. Y por último en el área de almacenamiento ubicaremos lo que permita conservar los alimentos (tanto naturales como los no perecederos).

Foto | Flickr