En muchas ocasiones, aquí en Decoración 2.0 hablamos de espacios reducidos, de cómo abarcarlos y darles estratégicas dimensiones para que podamos aprovechar, sin duda, todo nuestro espacio.
cabecero_pintado
Ocupar metros cuadrados, de forma inteligente, nos ofrecerá la garantía de una vivienda cómoda y aparentemente más grande o mejor aprovechada.
Una genial idea, en el dormitorio de nuestra vivienda, es el cabecero de la misma cama; a pesar de que no es necesario un cabecero para esta, somos muchas las personas que decidimos ponerlo pues es un accesorio llamativo y muy decorativo.
Para nosotros, las personas que no tenemos una gran casa o una gran habitación, hoy tenemos una ingeniosa idea para tener nuestro propio cabecero de cama.
Sencillamente pintemos, pintemos con nuestra imaginación un atractivo y sofisticado cabecero que nos ayudará a conciliar nuestros sueños y será la envidia de todas las visitas.
En esta imagen vemos una preciosa cabecera, en color blanca y de madera; sus finos adornos hacen que parezca lucir realmente, pero es tan solo una pintura en la pared.
cabecera
Se ha partido de una pared blanca. Utilizando materiales como escuadra y cartabón, un metro y un lápiz solo es necesario dejar que la imaginación haga el resto.
Debemos tener en cuenta el ancho del colchón y crear el diseño unos 10 cm más anchos que éste.
La altura de nuestra cabecera puede ser la que nosotros queramos, teniendo en cuenta la altura de nuestro techo…
A la hora de pintar es muy recomendable la cinta de carrocero, de esta forma podemos empezar pintando los bordes de la misma, después marcaremos las líneas del interior del patrón con un pincel más pequeño. Igualmente nos ayudaremos de una cinta de carrocero.

Si queremos dibujar curvas nos ayudaremos de un compás. De todas formas lo mejor es hacerlo como queramos. Si no estamos seguros de lo que deseamos, es muy recomendable la realización de un boceto en papel, de esta forma transformaremos a nuestro antojo la imagen y luego solo deberemos llevarla a la pared.