7 secretos para limpiar tu casa en la mitad del tiempo

-

- patrocinador -

No hace falta que te dediques un día entero a la limpieza de tu hogar para que esté todo perfecto. Si sigues estos consejos podrás limpiar tu casa en la mitad del tiempo. Con un plan y dedicando un tiempo diario para que tu casa esté impecable tu hogar estará estupendamente todo el tiempo.

1. Tener un sistema o plan

Reducir el tiempo de limpieza a la mitad comienza teniendo un sistema. Eso significa limpiar la casa en el mismo orden cada vez: trabajando una habitación a la vez, comenzando y terminando en el mismo lugar de una habitación para que no pierda el tiempo yendo y viniendo. Para reducir el tiempo, debes ser constante, esa es la premisa.

limpiar el hogar

- patrocinador -

Haz lo mismo cada vez que limpias, por lo que es una rutina. La rutina es el método, y esa es una forma inherentemente mejor de limpiar porque la velocidad proviene del método en lugar de apresurarse. Realmente puedes limpiar tu casa en la mitad del tiempo

2. Limpia de arriba a abajo, de izquierda a derecha

No comiences una habitación limpiando la mesa de café, luego las persianas y veas el polvo de las persianas cubrir su mesa de café recién limpia. Comienza en la parte superior de la habitación, como quitar el polvo de un ventilador de techo, y trabaja hasta el suelo para eliminar la suciedad. Del mismo modo, la limpieza de izquierda a derecha garantiza que cubra toda la habitación en lugar de lanzarse de un lugar a otro.

La mayoría de las personas ven algo y lo limpian, luego miran hacia arriba y ven algo más y lo limpian, y la suciedad cae sobre lo que acaba de limpiar. Si trabajas de arriba a abajo y de izquierda a derecha, estás trabajando una vez en lugar de limpiar las áreas que acaba de limpiar.

3. Mantén las herramientas listas

Tener todas las herramientas y productos de limpieza que necesitas al alcance de la mano significa que no perderás el tiempo caminando de un lado a otro del gabinete debajo del fregadero. Puedes usar un delantal, o incluso un cinturón de herramientas de carpintero, y llenar los bolsillos. 

Esto puede ser difícil con varias botellas grandes de limpiador, pero no necesitas botellas grandes: vierte las limpiadoras en pequeñas botellas rociadoras que sean fáciles de transportar. También puedes colocar los suministros en un carrito o un cubo para mantenerte organizado y ahorrar tiempo.

limpiar el hogar

Si contratas a un carpintero y él sube y baja una escalera cada vez que necesita un clavo, nunca lo tolerarías… Quieres que lo tenga todo a mano para que sea más eficaz en su trabajo. Puedes hacer exactamente lo mismo cuando tengas que limpiar tu casa.

4. Sé proactivo

La mejor manera de mantener un hogar limpio es detener algunos problemas antes de que comiencen. Por ejemplo, puedes usar un limpiador de ducha para evitar la acumulación de suciedad y espuma en el baño. Puedes rociarlo y alejarte. Cada vez que te duches, rocíala para evitar una ducha sucia. Rocíala, enjuágala y salte de la ducha. Siempre tendrás la ducha limpia con el mínimo esfuerzo.

5. Polvo sin pulverización

Los plumeros funcionan muy bien para limpiar persianas, cuadros, rincones y otras áreas. El plumero funciona bien para el polvo de rutina, pero para una gran acumulación, deberás aspirar o usar un paño, luego usa el plumero cada dos semanas más o menos después de eso.

6. Acaba con la grasa de la cocina

La grasa inevitablemente termina en los gabinetes de la cocina, especialmente los que están arriba o al lado de la vitrocerámica. Puedes comprar un limpiador con aceite de naranja para limpiar la grasa, o puedes usar un detergente estándar para lavar platos que corte la grasa. El detergente cortará la grasa en los gabinetes al igual que lo hace con los platos.

Mezcla una cucharada de detergente líquido con un agua tibia. Prueba la solución en un área discreta, limpiándola con una esponja o paño limpio, para asegurarte de que no dañe ni decolore el acabado. Luego enjuaga con una esponja diferente y agua limpia y tibia. Para manchas o acumulaciones difíciles que no salgan con detergente, mezcla bicarbonato de sodio con agua y frota ligeramente el área problemática con un paño.

limpiar el hogar

7. Limpiador de limón

Las manchas de óxido en los patios, los porches, los suelos de los garajes y los caminos de entrada son los ojos de tu casa, pero no necesitas ácido para eliminarlos. En cambio, usa un limón. El ácido en el zumo de limón disolverá el óxido.

Corta el limón por la mitad, exprime el zumo sobre la mancha y déjalo remojar durante unos 10 minutos. Para las manchas que han estado en el concreto durante semanas, meses o más, frota con un cepillo de cerdas duras. Luego enjuaga el zumo de limón y la suciedad con agua limpia.

- patrocinador -
Maria Jose
Maria Jose
Maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. En un aprendizaje continuo...haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo.