¿Qué aun no tienes todos los adornos para esta noche? No te preocupes, si te falta la típica corona navideña en la puerta, desde Decoración 2.0 te damos una idea muy fácil de hacer y sobretodo muy hermosa, para que esta noche puedas recibir a tus invitados como merece.


Los materiales que necesitaremos serán.

–          Alambre

–          Pinzas

–          Cinta

–          Fieltro de colores o, en su defecto, retales de telas

–          Tijeras

Para empezar cogemos los retales y los recortamos en cuadraditos, más o menos de 4 cm de lado. Pero tomaremos las dimensiones que veamos oportunas.

Los colores serán los que más nos gusten o combinen con nuestra decoración navideña. Podemos hacerla de un único color, de dos, de muchos, combinando varios tonos… lo que deseemos.


Una vez que los cuadrados de fieltro estén listos, cogeremos el alambre y lo cortamos del diámetro que más nos convenga., y cortamos.

Ahora procederemos a realizar un pequeño agujero en el centro de cada cuadrado de fieltro o tela  e iremos metiendo cada uno de estos cuadrados por el extremo que hemos cortado del alambre.

Una vez metidos todos los cuadrados, manipularemos el alambre para dejarlo en forma de circunferencia, creando así la corona. Tornearemos los extremos del alambre para sujetar este de forma que no se deshaga nuestro hermoso círculo.

Ahora cogeremos un trozo de cinta, del color que queramos, y haremos un moño o lazo alrededor de la junta de unión del alambre… para disimular este y dar el último toque a nuestra espléndida corona.