Desde luego Coca-Cola no es solo una marca de refresco, es una fábrica de ideas y con un potencial que no conoce límites. Ahora gracias a la iniciativa entre Emeco y Coca-Cola también te podrás sentar sobre las botellas de sus refrescos. Realmente no es que te sientes en las botellas si no que las mismas son recicladas y convertidas en un elegante silla de diseño.

Emeco 111 Navy Chair es la silla que se fabrica a partir de envases, en total son 111 botellas de plástico recicladas en un proceso que calculan reconvertirá más de tres millones de botellas PET, vendiendo las sillas sobre 200 euros en el Design Within Reach.

No todo en estas sillas es material reciclado, el 60% lo forman estas botellas de plástico, junto con una mezcla de pigmentos y fibra de vidrio para reforzar la dureza. El color de la marca de la chispa de la vida es el rojo, pero las Emeco 111 estarán disponibles en blanco, gris, verde, caqui y negro. Fue su diseñadora Laura Guido-Clarke la que realizó la selección de colores en la que seguro será una referencia de modernidad e historia.

El precio es algo prohibitivo pero seguro que podremos encontrarnos muchas de estas en hogares y negocios que quieran marcar cierta diferencia y estilo. En definitiva la Emeco 111 Navy Chair es una gran iniciativa que permitirá reciclar y generar negocio con los envases ya inútiles de los refrescos. Podría ser una buena alternativa para muchas industrias similares que aprovechen para reciclar sus materiales de esta original y decorativa forma. Esta nueva moda de colaboración entre empresas se conoce como smart collaboration y seguro que a futuro oiremos hablar más de ella.

Más información: 111 navy chair
vía: FastCompany: Coke + Emeco
Ya hablamos en Decoración 2.0 hace 1 mes de la Emeco 111.