Tarde o temprano, tenía que pasar. El verano se ha instalado por pleno derecho en nuestras vidas y en nuestras casas, haciendo ascender la temperatura hasta límites que dan miedo. Ahora se necesitan soluciones que nos ayuden a mitigar el calor, también en decoración. Es el momento de apostar por otro tipo de tejidos, mucho más frescos. Te contamos cuáles son las mejores telas para el verano. ¡Toma nota!

telas para el verano real living
Fuente: Real Living

Nuestra casa, como nosotros, es un organismo con vida propia. Evoluciona según nuestro estado de ánimo y las circunstancias que nos rodean en cada momento. Y las estaciones del año son también motivo suficiente para provocar un cambio. Por eso, ahora se impone renovar ciertos aspectos de nuestra casa como los textiles. Son elementos muy importantes en el resultado final. Descubre cuáles son las telas para el verano que has de tener en cuenta si no quieres morir de calor en tu salón.

Hay muchas formas, en lo que al interiorismo de los espacios se refiere, para poner fin a la ola de calor que nos atenaza de forma intermitente en las últimas semanas. Una de las más efectivas es la de cambiar los gruesos y pesados textiles de invierno por otras telas para el verano, mucho más adecuadas a los grados que nos muestra el termómetro. ¿Sabes cómo hacerlo?

Arrampla con los cojines de punto, guarda hasta mejor ocasión las mantas de pelo y deshazte (por el momento) de las bonitas chenillas y los decorativos terciopelos. ¡Es el momento de recuperar el frescor!

Cómo elegir las telas para el verano y acertar

Fuente: Gancedo

Está claro que no vas a retapizar tu sofá cada vez que cambiamos de estación, no se trata de eso. Más bien la idea es guardar ciertos elementos mucho más accesorios, y poner otros más ligeros, confeccionados con tejidos menos calurosos.

El resultado será una casa más fresca, tanto desde el punto de vista visual, como a nivel de las sensaciones que se perciben a través del tacto.

También te puede interesar:  Decorar con flores de tela ¡unos detalles con mucho encanto!

Puedes cambiar los cojines, la ropa de cama, algunas alfombras pequeñas o las caídas de las cortinas. Elementos sencillos que no requieran un gran desembolso de dinero ni demasiado esfuerzo. Se trata de conseguir una casa más fácil y cómoda en cada época del año.

¿Los mejores? Los tejidos naturales

telas para el verano anthropologie
Fuente: Anthropologie

Está claro. Si necesitas telas más frescas para tu casa, ahora que el calor aprieta, lo mejor será que apuestes por los tejidos naturales. Son más transpirables, más frescos. Y no contribuyen a aumentar la sensación de calor que ya nos agobia bastante por sí misma. En especial cuando el termómetro supera la marca de los 35 grados.

En este sentido, los tejidos estrella son el algodón y el lino. Además de ser mucho más frescos, se integran de maravilla en todas las casas, sea cual sea el estilo con el que están decoradas.

Puedes elegirlos en su versión pura, con una composición del 100% de algodón o lino, o también puedes optar por las telas que llevan mezcla de poliéster, por ejemplo. Los primeros son más bonitos y naturales, aunque también más caros. Por otro lado, los segundos son más económicos y suelen arrugarse menos al llevar otros componentes.

Sea como sea, hay tejidos de algodón o lino mezclados con poliéster que son una maravilla. Hazte con ellos y dale a tu casa un toque de frescor.

El color también importa

Fuente: Sanderson

Por regla general, los colores oscuros resultan más pesados y calurosos. Restan luminosidad y le dan a la casa un toque mucho menos ligero. En cambio, si eliges tonos neutros para los elementos textiles, la cosa toma otro cariz, ¿verdad?

También te puede interesar:  Elegir telas para un tapizado ideal

Los colores claros hacen que la sensación de frescor se multiplique. Así que, no lo dudes, descuelga las pesadas cortinas oscuras y pon esos bonitos visillos claros. O, simplemente, sustituye las caídas de las cortinas.

Otra idea muy refrescante es elegir para la decoración colores fríos como el azul o el verde. Ambos están muy indicados para la época del año en la que vivimos. El azul combinado con el blanco, por ejemplo, resulta muy veraniego, ya que nos recuerda a los ambientes mediterráneos, al mar…

Por otra parte, el verde es el color de la naturaleza, de las plantas y de la vegetación, y es capaz de inundar nuestras casas de frescor. Por algo el verde Greenery es el color del 2017 según Pantone.

Aprovecha el poder refrescante de los estampados

Gancedo telas para el verano
Fuente: Gancedo

Flores, hojas tropicales, frutas… Los estampados, si los utilizas con maestría, pueden ayudarte a refrescar un salón o un dormitorio. No se trata de abigarrar el espacio con un exceso de motivos. Más bien, la idea es darle alegría, aprendiendo a combinar estampados especiales, a veces sutiles y otras no tanto, con superficies lisas y esenciales para crear dinamismo.

Si te decides a poner en práctica algunas de las sugerencias que te hemos dado, seguro que consigues que tu casa parezca mucho más fresca y agradable en verano.

Compartir