El frío ha hecho ya acto de presencia y, aunque estamos todavía en otoño, ahora nos toca preparar la casa para el invierno venidero. ¿Cómo? Dotándola de un plus de calidez mediante la elección de elementos decorativos especiales y tejidos confortables. Las tapicerías de terciopelo serán tus aliadas a la hora de caldear los ambientes. ¡Apuesta por ellas!

tapicerias de terciopelo archiexpo
Fuente: Archiexpo

Al igual que los colores, los tejidos nos ayudan a matizar de una u otra manera la temperatura de nuestra casa. Y eso las convierte en un elemento estacional, que adopta diferentes formas en invierno y en verano. Algo que podemos cambiar más a menudo. En este sentido, ahora llegan las tapicerías de terciopelo para recordarte que el invierno está a la vuelta de la esquina.

Cuando decoramos nuestra casa lo hacemos pensando en el futuro. No se nos ocurre (al menos, a mí no me pasa) comprar muebles y complementos para cambiarlos a los dos días. Más bien suelo elegir cosas que me encanta conservar durante mucho tiempo.

Sin embargo, los textiles son harina de otro costal. Puedes cambiarlos cada poco tiempo si te cansas de ellos, o elegir tejidos diferentes para el verano y para el invierno.

Cuando llega la primavera y el verano nos apetecen estampados de colores alegres y telas ligeras como el lino o el algodón. Y cuando el frío hace su aparición lo que queremos en casa son tejidos cálidos, más abrigados. Que nos den calor sin perder la elegancia. Y, en este sentido, las tapicerías de terciopelo tienen mucho que decir.

Tapicerías de terciopelo para combatir el frío

tapicerias-de-terciopelo-sanderson
Fuente: Sanderson

Una de las características del terciopelo es su suavidad y su calidez. Se trata de un tejido perfecto para el otoño y el invierno, ya que contribuye a dotar los ambientes de una atmósfera muy acogedora.

También te puede interesar:  Consejos prácticos para cuidar las tapicerías de tu casa

También te puede interesar: Las nuevas colecciones textiles otoño-invierno 2017 de Gancedo

Además, es una tela apropiada para la casa ya que, en contra de lo que pudiese parecer en un principio, el terciopelo es bastante resistente. Va bien para tapizar asientos de sillas, sofás o sillones, así como para confeccionar cojines.

Los cojines son elementos muy versátiles capaces de poner la guinda a todo un interiorismo. Ya sabes que una de las formas más efectivas de renovar la decoración de un salón sin obras ni grandes presupuestos, consiste sencillamente en cambiar los cojines.

Una apuesta por el glamour

tapicerias-de-terciopelo-gancedo
Fuente: Gancedo

Puede que seas una enamorada del estilo nórdico en decoración. O que te guste la decoración rústica chic. O que lo tuyo sea el minimalismo más austero. Sea como sea, seguro que una parte de ti se maravilla del toque glamouroso que ponen en un salón las tapicerías de terciopelo.

Y es que un tejido como este, con sus características y su apariencia tan especial, es capaz de aportar elegancia a cualquier decoración. Un simple plaid de terciopelo para el sofá ya pone una nota diferente y exquisita.

Por otra parte, esta elegancia sublime de la que hace gala el terciopelo no es solamente perfecta para ambientes clásicos y señoriales. Resulta genial también en salones con otro tipo de estilos más contemporáneos a los que añade personalidad a raudales.

Un tejido con historia

tapicerias-de-terciopelo-sanderson-2
Fuente: Sanderson

El terciopelo fue en sus orígenes un tejido de lujo que surgió en la India hace miles de años. Era un símbolo de riqueza y de estatus. Solamente podían disfrutar de su belleza las clases altas y nobles.

También te puede interesar:  Decorar con tela de saco, sorprendente y original

Comenzó a comercializarse a mediados del siglo XIV. En sus inicios se trataba de un tejido de seda, pero después se empezó a combinar con otros tejidos como el rayón, el algodón o el acetato.

En la actualidad se fabrica terciopelo a partir de diferentes fibras como la seda, el algodón, la viscosa o el acetato, y cada una de ellas da origen a un tipo diferente de terciopelo. Los más caros (y también los más bellos y elegantes) son los terciopelos de seda que hacen gala de un brillo muy especial y de una suavidad extrema.

Los terciopelos sintéticos, hechos con rayón y acetato, tratan de imitar la belleza del terciopelo de seda, pero resultan siendo más pesados y la caída no es la misma.

Un toque muy vintage

tapicerias-de-terciopelo-knoll
Fuente: Knoll

Ya sea de seda o sintético, el terciopelo no deja de ser un tejido muy elegante, perfecto para el invierno, cuando necesitamos poner en casa un extra de comodidad. Además, el terciopelo aporta una nota vintage que me resulta de lo más atractiva.

Para sacarle todo su partido decorativo, mézclalo con otros tejidos más contemporáneos, con texturas diferentes. Seguro que te sorprende el resultado.

También te puede interesar: Cómo limpiar muebles de terciopelo

El terciopelo es un tejido que ha sabido evolucionar con el avance de los tiempos. En la actualidad existen terciopelos con tratamiento antimanchas, que repelen la suciedad, lo que los convierte en un tejido muy apropiado para usar en casa.

Compartir