En el artículo de hoy realizaremos, reciclando tubos de cartón, un fantástico pulpo para la decoración de nuestros hijos. Si tienes tubos de papel higiénico, estos simpáticos pulpos pueden hacerse en tan solo unos momentos y… llenarlos con dulces! Los materiales son:

pulpo de carton - manualidades

 

  • Rollo o tubo de cartón
  • Pintura, puede ser témpera o pintura apta para niños
  • Pegamento
  • Papel

Lo primero que hacemos es realizar una bola de papel y ubicarla en uno de los extremos del tubo. Puede ser de cartulina verde o tela, siempre que sea verde… esto nos ayudará armar la cabeza del pulpo. Luego pintamos del color que queramos el cartón, en este caso en verde con lunares blancos y dejamos secar. Pinta también la cabeza. 

Si no quieres pintarla, siempre podemos forrar el cuerpo con cartulina verde y la cabeza hacerla de fieltro verde o cartulina verde, como hemos dicho.

Ahora recorta los tentáculos, en el propio tubo. Para ello usa unas tijeras y pliega el cartón hacia arriba, esto dará personalidad a nuestro pulpo. Si quieres puedes ayudarte a enrollarlos con un lápiz, soltarlos e ir dándoles formas. 

Para hacer los ojos podemos utilizar botones y añadir los detalles que queramos, como lunares de cartón.