¿A quién no le gustaría vivir sin estrés? Y es que son pocos los que se libran de sufrir el mal de la sociedad moderna; a casi todos nos afecta en mayor o menor grado. Sin embargo, al llegar a casa encontramos el relax que tanta falta nos hace… ¿o no? Hoy te damos algunas recetas de decoración para lograr una casa sin estrés.

casa sin estres anthropologie
Fuente: Anthropologie

Conseguir que el lugar donde vives sea una casa sin estrés es más fácil de lo que piensas. Parece difícil escapar de esta lacra que nos empuja y nos presiona en nuestra vida cotidiana, en nuestro trabajo. Las prisas, los agobios, el reloj… A todos nos gustaría dejar todo esto fuera de nuestra casa. Hoy te contamos algunos trucos para que lo consigas de una forma sencilla. Sigue leyendo, toma nota y pon estos consejos en práctica cuanto antes.

El orden: la clave para vivir en una casa sin estrés

casa sin estres Westwing
Fuente: Westwing

Puede que ser ordenado o desordenado sea un rasgo de nuestro carácter, pero siempre se pueden hacer cosas para mejorar, ¿no crees? Y es que no se trata de ser un maniático del orden, pero lo cierto es que mantener nuestros espacios recogidos, con las cosas en su sitio, ayuda a tener una casa sin estrés.

Verlo todo revuelto, con cada cosa por su lado y fuera de su lugar asignado no provoca en nosotros más que desazón. El caos nos impide encontrar las cosas y eso nos retrasa, nos hace perder tiempo. Esto no conduce a un estado de nerviosismo. ¡Ya está aquí el dichoso estrés! Nos maneja incluso cuando estamos en nuestra casa, que debería ser nuestro refugio.

También te puede interesar:  Esponjas vegetales en tu decoración

Por eso mantener el orden en casa es tan importante para lograr sentirnos bien en ella, cómodos y tranquilos. Trata de practicar cada día. No veas un trabajo extra en el hecho de tener que recoger las cosas. Mejor valora el resultado final.

Y antes de planificar un orden en cada habitación de la casa, líbrate de lo que te sobra. Seguro que encuentras en casa un interminable montón de cosas que no usas ni necesitas. Regálalas o tíralas si ya no sirven. La clave está en deshacerse de lo superfluo.

Despeja el dormitorio: menos es más

casa sin estres hmprod
Fuente: H&M

El minimalismo puede ser una buena filosofía decorativa en determinados espacios de la casa, como puede ser el dormitorio. Y es que en nuestro cuarto no necesitamos que haya muchas cosas ni muebles. Si lo despejamos lograremos encontrar más fácilmente el relax.

Así que, ya sabes, procura no acumular cosas en las mesillas, ni dejes las prendas de ropa tiradas por cualquier sitio. Y deja el móvil fuera de la habitación mientras duermes. Verás cómo descansas más y mejor.

También te puede interesar: Trucos para conseguir un dormitorio cálido y acogedor

Renueva el cuarto de baño

casa sin estres hm
Fuente: H&M

Una de las mejores recetas para librarse del estrés en casa es contar con un cuarto de baño relajante, que nos depare todos los momentos de relax que necesitamos para sacudirnos el estrés cotidiano. Además de ordenar el espacio, eso pasa por hacerlo mucho más cómodo y acogedor.

Comienza por vaciar armarios, cajones y estantes. Apuesto a que encuentras un montón de cosas que no sirven. Cremas caducadas, maquillaje gastado, frascos de perfume que nunca te vas a poner… Elimina de tu vida todas estas cosas y haz sitio para lo que sí usas.

También te puede interesar:  Decorar cocinas estilo mexicano ¡puro color!

Esto te ayudará a tener mañanas más relajadas, ya que lo encontrarás todo antes y te arreglarás sin tantas prisas. Ya ves, una idea sencilla para eliminar el estrés matutino.

Y revisa la iluminación del cuarto de baño. Si es posible, instala varias luces o reguladores de intensidad de forma que tengas la posibilidad de cambiar la iluminación según el momento. No se requiere la misma luz para disfrutar de un baño relajante que para arreglarse por las mañanas, ¿verdad?

Revisa el salón… ¡y cambia lo que no te gusta!

casa sin estres westwing 2
Fuente: Westwing

Si tu salón ya no te parece tan bonito ni acogedor como al principio, es que necesita un cambio. Quizás no te haga falta renovar el mobiliario y volver a pintar las paredes. Seguramente baste con analizar si está demasiado lleno de cosas, de muebles auxiliares que más que colaborar estorban, de demasiados adornos y complementos.

¿La conclusión es que sí? Pues bien, prepara una caja grande de cartón y ve poniendo en ella todas esas cosas que ya no te gusta ver en tu salón: jarrones, cuadros, fotos, adornos, velas, complementos… Ciérrala, llévala al trastero y ¡listo! ¿A que ahora ves todo más despejado y mejor?

Valora también si el sofá tiene demasiados cojines, o si conviene quitar algún mueble auxiliar que no te resulte muy útil y sustituirlo por una planta que ponga un toque verde y natural. Esta es una gran idea antiestrés.

Si pones en práctica algunas de estas ideas (o todas) enseguida verás cómo tu casa se convierte en ese refugio agradable y protector en el que estar a salvo de prisas, nervios y estrés. ¿Quieres probar?

También te puede interesar:  Cómo quitar el papel pintado de tu pared

También te puede interesar: Ideas prácticas para mantener el orden en casa

Compartir