Seguramente escuchaste hablar en alguna oportunidad de la cocina al vacío, en este artículo te contaremos todos sus secretos y ventajas. Este tipo de cocciones se caracterizan por ser realizadas a muy bajas temperaturas, de esta manera se puede conseguir una textura perfecta y un sabor increíble en los alimentos.

En un comienzo la técnica del vacío era usada solo para la conservación de los alimentos, era más usada en la industria y casi no se usaba de manera doméstica. En el año 1974 fue Georges Pralus quien empezó a realizar pruebas en las que envasaba alimentos crudos para cocinarlos al vacío.

Cocina al vacio
Fuente: Sammic SL

Sus trabajos de investigación surgieron ante la necesidad de encontrar una solución a la pérdida de peso del paté al cocinarlo ya que, por algún motivo, se reducía a la mitad. Después de varios intentos se dio cuenta que mediante la técnica de cocción al vacío el plato sólo se reducía un 54 por ciento, además su textura y su calidad se mantenían de manera optimas.

Este proceso se encarga de envasar al vacío metiendo un alimento dentro de una bolsa con ausencia de aire. Esto se hace con la ayuda de una máquina especial que extrae el aire de la bolsa y después se sella mediante una soldadura térmica.

De esta manera el alimento se cocina dentro de la bolsa con un envasado de precisión realizado con una máquina especial estas cocciones se llevan a cabo a bajas temperaturas y con un horno de precisión.

Ventajas de la cocina al vacío

Este tipo de cocina brinda muchos beneficios, entre ellos podemos decirte que se consiguen texturas únicas, alimentos mucho más jugosos, pasteurizaciones con largas caducidades. Son miles los alimentos que se pueden cocinar mediante esta técnica: animales, pastas, postres, etc.

Con los elementos necesarios podrás preparar en tu cocina algún rico plato en base a esta técnica.