Poner un árbol de Navidad es muchos más sencillo de lo que pensamos, y puede que no tengamos que gastarnos ni un duro. Eso sí, será un árbol de Navidad en miniatura, para la mesa, que decorará a la perfección. Lástima que cuando comenzamos a cenar todo se tiene que deshacer. Tanto trabajo para nada!, pero ¿y lo bonito que queda? Seguro que los invitados se quedan alucinados.

arbol servilleta1

Proceso:

Una vez tenemos la servilleta hacemos un primer doblez, por la mitad, y lo planchamos para fijar cada doblez. Ponemos la servilleta de manera perpendicular y la doblamos a los lados, tanto arriba como abajo, y planchamos en cada doblez que hicimos.

Ahora, dobladas en forma de triángulo arriba y abajo, es muy sencillo continuar. Solo hay que fijarse en las fotografías que vemos. Así deben quedarse después de doblar arriba y abajo.

Las doblamos por la mitad, abrimos a los lados y les demos forma de triángulo.

Sujetamos la servilleta en forma de triángulo y abrimos de la siguiente forma, hacia la derecha, y lo planchamos. No debemos olvidar planchar siempre al doblar, por que así le estamos dando la forma al árbol.

Después de planchar pondemos en la punta de la servilleta un pin seguro o imperdible para que así el árbol quede sostenido. Entonces abrimos todos los pequeños dobleces que hicimos y obtendremos un lindo árbol navideño con la servilleta.

Vía: Cosas, cositas cosotas con mesh