Los medidores de altura son nuestros mejores aliados para decorar la habitación de los más pequeños de manera divertida y funciona. Para realizar un estupendo medidor necesitaremos los siguientes materiales.


–          Un trozo de madera

–          Un metro

–          Pintura para madera o una lámina con el diseño elegido

–          Gancho para pared

–          Barniz

Primero elegiremos el diseño que deseamos darle a nuestro medidor. Para ello nos basaremos en el gusto del niño o, si es demasiado pequeño, a nuestro gusto. Quizás de sus personajes favoritos, de animales o de los héroes más fuertes.

Lo siguiente es cortar la madera más o menos de un metro de largo. Ahora trazaremos una línea recta y haremos los centímetros, si quieres fíjate de la regla o un metro.

Tenemos que pensar en donde colocaremos el medidor; si va ir al ras del suelo, este comenzará con el número 0. Pero si por el contrario el medidor se colocará por encima del suelo unos 10, 20 o 30 cm…, este debe comenzar por estas cifras.

Cuando tengamos esta regla gigante, solo será necesario pintarla y decorarla como más nos guste. Podemos utilizar plantillas o dejar libre la imaginación; incluso nuestros hijos podrán ayudarnos.

Una vez que se encuentre bien seco, procedemos al barnizado. De esta forma durará mucho más tiempo. Cuando se encuentre seco, ya podemos colgar nuestro medidor particular.