Los mejores colores para tu sala de entrenamiento

colores para la sala de entrenamiento

Cuando se trata de entrenamiento el color es muy importante porque existen algunas tonalidades que te ayudarán a mejorar tu rendimiento físico. Por lo que si tienes algunos colores en mente para pintar tu sala de ejercicio entonces, no te pierdas lo que te vamos a contar ahora.

Si escoges el color equivocado podrías cansarte antes de tiempo, y no porque no tengas la capacidad física de conseguirlo, si no porque el color te provoca ese bajo rendimiento que tan poco deseas para rendir. Por eso, si quieres que el color te suba el ánimo, sigue leyendo porque encontrarás el perfecto para ti… ¡y dependiendo del tipo de entrenamiento que hagas!

colores para la sala de entrenamiento
unsplash.com

No importa el tipo de entrenamiento que hagas, ya sea enérgico o más calmado… el color te influye para mejorar tu rendimiento. Cuando se hace un entrenamiento más enérgico los colores deben ser vivos como el rojo, naranja o amarillo. En cambio, cuando el entrenamiento es menos activo como el yoga, entonces los mejores colores son los más calmados como el azul, verde azulado o el lila (los colores fríos).

Datos de interés

Puedes encontrar un equilibrio entre ambas familias de colores eligiendo colores de cada una como paredes decorativas. Para la apuesta más segura, elige blanco o un neutro cálido o frío. Siempre puedes añadir acentos de color para obtener toques de color motivadores.

Ten en cuenta lo siguiente:

  • Familia de colores:  Depende del estilo de entrenamiento; rojos para correr, andar en bicicleta, levantamiento de pesas; azul para yoga, pilates, tai chi, meditación.
  • Colores complementarios: los  rojos se complementan con el verde; los azules se complementan con el naranja.
  • Combina bien con:  todos los colores pueden funcionar con molduras blancas, maderas duras y la mayoría de los neutros.
colores para la sala de entrenamiento
unsplash.com
  • Estado de ánimo: los  rojos y naranjas evocan mucha energía y entusiasmo; los azules y verdes promueven la calma y la relajación.
  • Dónde usar los colores:  El azul para la calma y la relajación funciona para una sala de yoga y coincidiría con el estado de ánimo general de un dormitorio o habitación infantil. Los rojos apasionados pueden traducirse bien en un estudio o sala familiar con ricos tonos de madera o ladrillo; los rojos suelen ser acogedores y se sienten cómodos.

Los mejores colores para tu sala de entrenamiento

A continuación vamos a indicarte cuáles son los mejores colores para tu sala de entrenamiento. De esta manera obtendrás los mejores resultados dependiendo de los objetivos que tengas en mente para tu rendimiento físico:

  • Rojo y/o naranja. Si tienes que hacer ejercicio cardiovascular o de aceleración el rojo es el mejor para ti. Te aportará la energía que necesitas.
  • Azul y/o verde. Hacer ejercicio puede calentarte bastante rápido, principalmente si tu espacio de ejercicio recibe mucha luz natural. El uso de colores fríos puede crear un ambiente relajado y fresco fácilmente. Elige colores para tu sala de ejercicios que sean relajantes pero que no te causen sueño.
  • Morado y/o rosa. Para el baile estos colores son atractivos y no harán que te distraigas. Si escoges un rosa melocotón sería lo ideal para darte energía mientras no distraes tu mente. Si el baile es con energía estilo zumba, entonces puedes añadir toques brillantes.
colores para la sala de entrenamiento
unsplash.com
  • Azul en cualquier tono. El azul es el color de tu gimnasio en casa si buscas concentrarte. Si bien el azul puede parecer demasiado relajado para una sala de ejercicios, también aumenta la concentración y la producción. Elige un azul que no sea apagado y con un toque de verde sería perfecto para evitar el efecto «azul celeste», que no motiva en absoluto.
  • Tonalidades en verde. No todo el mundo tiene espacio suficiente para un gimnasio en casa. Muchos espacios de entrenamiento cumplen una doble función con salas de juegos, habitaciones para invitados u oficinas en el hogar. El color que elijas para tus paredes debe unificar la habitación, funcionando para ambas funcionalidades. Elige un color vivo pero neutro o natural.
  • Color plata. Para aquellos que quieren hacer ejercicio sin distracciones, un color de pintura gris intenso podría ser la elección perfecta para un gimnasio en casa. Un simple gris frío con un toque de azul te ayuda a concentrarte en tu entrenamiento sin dejar de ser una alternativa atractiva y acogedora al blanco.
  • Naranja. Al igual que el rojo, el naranja es un color que puede encender un fuego debajo de ti y hacer que empezar a dar un paso y luego llevarlo al límite. El tono rojo anaranjado es un color de confianza, entusiasmo y energía. El bermellón es un color estimulante que puede ayudarte a hacer un esfuerzo adicional. Este color funciona bien con varios adornos: blanco, negro, maderas naturales y ladrillo.
  • Amarillo y/o verde (lima limón). Los colores en la categoría amarillo-verde evocan energía y emoción, como un rojo brillante o naranja. El tono amarillo verdoso más relajado bordea el límite de la energía y la calma. Es perfecto si te gusta combinar tus días de gimnasio con algunos días dedicados a correr o montar en bicicleta estática, y luego cambiar de tema a yoga o pilates. Este color combina bien con molduras de madera natural o con suelos de madera noble y los detalles en gris, beige o blanco. Aumenta la energía en este tono iluminando intensamente la habitación o abriendo todas las cortinas y levantando las persianas. Este color de habitación también es perfecto para refrescarse.

En definitiva lo que importa e que cuando escojas el color te haga sentir bien, que sientas que realmente es ese color el que marca la diferencia en ti y en tu entrenamiento. Solo de esta manera, si te gusta el color te sentirás lo suficientemente bien como para poder hacer ejercicio con la energía que necesitas.


Ir arriba