Vivimos en una sociedad donde las máquinas cada vez son más necesarias para hacernos la vida un poco más fácil, sobre todo aquellas relacionadas con las tareas domésticas. Hoy es posible encontrarnos aspiradores automáticos que los programas y se encargan de limpiar el suelo de toda la casa, o robots de cocina donde preparar de forma sencilla cualquier receta. De forma general, las tareas domésticas son odiosas, pero si tuviera que destacar alguna de ellas, sin duda sería limpiar los cristales. Nos podemos esforzar todo lo que queramos, pero al final rara vez conseguiremos dejarlos bien. Para que esto no sea un problema, hoy os queremos hablar de algunos de los mejores robots limpiacristales que nos podemos encontrar en el mercado y que nos ayudarán a disfrutar de unos cristales siempre limpios.

Mujer controlando su robot LimpiaCristales

Anself CopRose

Se trata de una de las mejores opciones del mercado y más económicas. Permite limpiar cristales de cualquier espesor gracias a su tecnología de inteligencia artificial, una tecnología que le permite adaptarse a las circunstancias. Otra de sus principales características es su velocidad de limpieza, ya que únicamente dedica 2,4 minutos a cada metro cuadrado.

Este robot cuenta con un mando a distancia que te permite controlarlo. Incluye un algoritmo de control anticaídas que lo dota de mayor estabilidad. En el caso de encontrarse con algún obstáculo, el robot lo evitará siguiendo con su tarea.

Para terminar, decir que ofrece tres tipos de funcionamiento: limpieza total de las ventanas, auto final o paño de micro fibra. La puedes comprar y te será muy útill

Ecovacs Robotics Winbot 850

Este segundo robot limpiacristales que os traemos, destaca por su capacidad para limpiar superficies totalmente lisas. Dispone de sensores para evitar caídas o que se roce con el marco de las ventanas. Incorpora una innovadora tecnología de ventilador que lo convierte en un robot muy silencioso. También hay que destacar lo sencillo de su manejo, ya que únicamente es necesario pulsar un botón. Hecho esto, él se encargará de la limpieza automática de la ventana siguiendo una ruta en “N” o en “Z”.

También te puede interesar:  Iluminación en espacio pequeños

Robot Hobot Glass Cleaner

Un robot pensado para todo tipo de cristales, ya estén en posición vertical u horizontal. Su uso es extremadamente simple. Únicamente hay que colocarlo en la superficie a limpiar y él se encargará de detectar las zonas más sucias. Como en el caso anterior, incorpora un sensor de obstáculos y otro para evitar las caídas. Necesita 4 minutos por cada metro cuadrado a limpiar.

E.Ziclean Hobot V2

El siguiente robot limpiacristales del que os queremos hablar, es ideal para superficies de hasta 30 metros cuadrados, ya sean cristales lisos o rugosos, le da igual la superficie. Su único objetivo es acabar con la suciedad. A diferencia del resto de robots limpiacristales que hemos visto, este incorpora una función de secado para un mejor resultado. Lo que menos me gusta es que utiliza un cable para su funcionamiento y tiene una autonomía de 24 minutos.

Hobot-188

Seguimos con la gama de robots limpiacristales de Hobot, y en esta ocasión lo hacemos con un modelo que destaca por su velocidad y resultado final. En pocos minutos es capaz de acabar con toda la suciedad de la superficie a limpiar. Hay que destacar que incorpora un sistema de alimentación ininterrumpida, en el que si se corta el suministro eléctrico, el robot no caerá. Por contra, no dispone de sensores de detección de marcos.

Hobot 198 con app

Se trata de un robot limpiacristales que puede ser controlado desde tu smartphone por medio a través de una app. Permite realizar la limpieza de multitud de superficies, ventanas exteriores e interiores, ya sean en posición vertical u horizontal. Incorpora una bomba centrífuga de alto volumen y eficacia que permite la limpieza de múltiples superficies como vinilos, pegatinas, azulejos…

También te puede interesar:  Un rincón de color y flores

Cuenta con una velocidad de limpieza de 3,6 minutos por metro cuadrado. Como no podía ser de otra formas, incorpora un sistema de control anticaídas y 3 modos de limpieza automática. Sin duda, una de las mejores opciones del mercado.

Robot Hobot-268

El robot Hobot 268 está diseñado para la limpieza de cristales y grandes cristaleras que pueda haber en los hogares, así como su uso en entornos profesionales como hoteles o restaurantes. Al igual que el caso anterior, incorpora una potente bomba centrífuga de alto volumen que le permite la limpieza de varios tipos de cristal. Incorpora un sensor láser para limpiar ventanas sin marcos. Para cada metro cuadrado de cristal, necesita 2,4 minutos.

Ecovacs Winbot

Aunque se trata de un robot de pequeño tamaño, destaca por su gran poder de limpieza. Incluye un ventilador de aspiración inteligente que permite limpiar superficies planas horizontales, además de ventas con y sin marco de cualquier espesor.

Tango Multi-Surface S60

Incorpora tecnología AI que permite ser utilizado en cualquier tipo de cristal. Dedica 4 minutos por cada metro cuadrado de cristal y ofrece tres modos diferentes de limpieza automática. Una vez que ha concluido la limpieza, avisa de la finalización del proceso. Como la mayoría de este tipo de robots, incorpora sensores anticaída y detección de bordes.

WinRobot 870

El robot limpiacristales WinRobot 870 de Cecotec te permite realizar una limpieza eficiente y automatizada de todas las superficies acristaladas de tu casa. Es apto para la limpieza de todo tipo de superficies tales como cristales de cualquier espesor, mamparas de baño, puertas acristaladas, azulejos, superficies lisas y todo tipo de ventanas tanto interiores como exteriores.

También te puede interesar:  Baúles en la decoración

Dispone de tres programas de limpieza diferentes: robot en ventanal grande arriba a la izquierda, robot en ventanal grande arriba a la derecha y robot en ventanal grande debajo

¿Qué os parecen estos robots limpiacristales? ¿Habéis tenido la oportunidad de probar alguno de ellos? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Compartir