A simple vista puede parecer un sencillo escritorio o aparador, aunque sus endiduras laterales ya nos hace sospechar que bajo ella hay algo más. Se trata de Transformer Shelf, un mueble cajonera creado por Martin Seammer y con la peculiaridad de que es totalmente personalizable.

Cada persona que lo adquiera puede poner sus propias ideas sobre él, plasmar su personalidad y, además tener un mueble diferente cada vez que lo desee. Yo diría que es mueble para los inconformistas y las mentes inquietas.

Más información: Martin Sammer

Vía: Redecorando