Puppy es un objeto decorativo y un juguete a la vez. Se trata de un perro con un diseño un tanto abstracto que podrá decorar las habitaciones de los niños dándoles un toque de color y diversión y con el que además podrán jugar subiéndose sobre él.

Está hecho con polietileno rotomoldeado y es bastante resistente, además se venden en varias alturas diferentes para adaptarlos a la función que queremos desarrollar con él o a la edad del niño: 23,5 cm, 35,5, 37,5 y 55 cm.

Además de estar disponible en varios colores (verde, rojo, naranja, blanco y negro) también se puede elegir entre varios acabados: la luminosidad del verde fluorescente, el acabado brillante o mate.

Más información: Magismetoo.com