Nos encanta la famosa tienda sueca, ¡para qué negarlo! No solo encontramos diseño a precios populares sino que, además, muchos de los elementos que contiene ese universo tan especial despiertan nuestra creatividad. Hoy te traemos una idea muy original: transformar dos muebles de Ikea en auténticos ejemplos del estilo mid-century modern, tan en boga en los últimos tiempos.

muebles de IkeaSe trata de un aparador y una cómoda que nos han cautivado. Si ya nos parecían geniales antes (y su precio mucho más), después de hacerles algunas modificaciones no pueden gustarnos más. Tras tunearlos con algunos elementos muy fáciles de encontrar y de utilizar, se han convertido en dos joyas de diseño: en dos piezas mid-century modern que llaman la atención.

Y no es la primera vez que se hace esto mismo. Son muchos los objetos de Ikea que han inspirado al personal para convertirlos en otra cosa (y mejorarlos en la mayoría de los casos). Podemos encontrar ideas geniales para customizar algunos de los muebles más emblemáticos de la firma. Los resultados hablan por sí mismos.

Muebles de Ikea que ganan en personalidad

Es una de las tiendas de muebles más célebres de Europa, y no extraño, ya que ofrece un amplísimo catálogo de elementos para la casa funcionales y con diseño y a precios más que recomendables.

Sin embargo, no siempre encontraremos esa pieza especial que andamos buscando. Podemos buscar en otras tiendas, en las que seguramente tendremos que gastar bastante más dinero, o modificar un poco los muebles de Ikea para que se parezcan a lo que nosotros queremos.

También te puede interesar:  Decoración de cocina French Country

Eso es lo que se ha hecho con este aparador y esta cómoda. ¡Te lo contamos!

Un aparador con mucho estilo

Si eres un apasionado del estilo mid-century modern y estás buscando un aparador especial, aquí tienes una idea fantástica: hacerle algunos cambios al aparador Stockholm de Ikea para convertirlo en un mueble único.

El trabajo es muy sencillo y para llevarlo a la práctica solamente necesitarás unos pocos materiales y algunas herramientas. Además del aparador Stockholm (que cuesta 399 € en el establecimiento sueco), tendrás que hacerte con algunas otras cosas que te indico a continuación: 4 patas de horquilla de color dorado, tornillos para fijarlas al mueble, tiras de latón estrechas (de 6 mm de ancho), cinta adhesiva estrecha y pegamento para pegar madera y metal.

En cuanto a las herramientas necesitarás unas tijeras, un taladro y una broca, y también un destornillador.

De mueble nórdico a aparador mid-century

El aparador Stockholm es uno de esos muebles de Ikea que transmiten cierto aire nórdico. Puede que sea el acabado en chapa de nogal, las formas rectas o las patas. El caso es que después de la customización que vamos a hacerle parecerá una pieza mid-century modern procedente de algún mercadillo neoryorquino.

Si ya lo tienes montado, tendrás que quitarle las patas. Túmbalo en el suelo sobre su parte trasera y sustituye sus patas de madera por las metálicas de horquilla. Este tipo de patas, las archifamosas hairpin legs, son de lo más actuales hoy en día, y aparecen en muebles de todo tipo y estilo, muy especialmente en las piezas de diseño industrial y mid-century modern.

Para fijar las patas, busca el punto exacto donde quieras ponerlas y márcalo. A continuación haz los taladros que necesites y atornilla las patas.

También te puede interesar:  Estantería Plegable

De inspiración geométrica

El siguiente paso consiste en dibujar sobre el frontal del aparador el diseño geométrico que después trazaremos con la cinta de latón. Puedes usar un lápiz y una regla, o ir pegando cinta adhesiva estrecha. Hazlo a tu manera, con más o menos líneas, para que quede a tu gusto.

Después ve midiendo y cortando la cinta de latón. Corta las tiras y pégalas sobre el mueble con el adhesivo especial. Puedes ir quitando trozos de cinta adhesiva e ir pegando la de latón. Presiona firmemente y limpia cualquier exceso de pegamento. Es mejor que dejes el aparador en esa posición, tumbado sobre la trasera, unas horas hasta que se seque totalmente. Ya tienes tu aparador mid-century modern.

Y también para una cómoda

La misma idea que has utilizado para customizar tu aparador quedará de cine en una cómoda también de Ikea, en este caso acabada en madera de pino. Hay varios modelos que servirán a tus propósitos. Uno de ellos es la cómoda Ivar (que cuesta 89 €).

En este caso se dejó en su acabado original de madera de pino, aunque si lo prefieres puedes pintarla antes de pegar las cintas de latón. En un gris grafito o en negro quedaría de película.

El procedimiento es el mismo con el que se ha tuneado el aparador. Basta con fijar las patas de horquilla e ir pegando las cintas de latón según el diseño que tú decidas.

Como ves, los muebles de Ikea tienen mucho recorrido y posibilidades casi infinitas. Y a ti, ¿qué te parecen?

Fotos: Kristi Murphy.