Un año más los expertos de Pantone se han reunido en cónclave para decidir qué paleta cromática brillará con luz propia y marcará la ruta a seguir en la decoración del 2019. En el diseño de interiores y también en nuestros espacios domésticos. Quédate con su nombre. New Native.

paleta cromática
Fuente: loquis

El prestigioso Instituto Pantone, fiel a su cita anual, ya ha seleccionado cuál será la paleta cromática que inspirará el próximo verano a profesionales del diseño y la decoración. Y la verdad es que hay bastante que decir sobre ella. En realidad, New Native no responde a un solo color, sino a siete magníficas tonalidades. Algunas rotundas y cargadas de energía, y otras más sosegadas. Veamos cuál es su filosofía, que hay detrás de ellas y qué aportarán a nuestras estancias.

Paleta cromática: la celebración de lo multicultural

Fuente: pantone

A punto de decir adiós a Ultra Violet, el color dominante del 2018 según Pantone, es buen momento para empezar a familiarizarnos con la nueva paleta cromática. New Native traerá a la decoración de los hogares y del mundo del interiorismo un escenario multicultural y global. Así lo ha querido la dirección del Instituto del Color Pantone, en palabras de su vicepresidenta Laurie Pressman. Y la razón principal es que el mundo del diseño también se deja influir por la globalización y la diversidad cultural que define a las grandes ciudades.

Bajo esta filosofía la nueva paleta cromática es un brindis a todas esas influencias y expresiones que se relacionan entre sí. Una mezcla de lo nuevo con lo tradicional para dar forma a un desfile de tonalidades bautizadas como multiculturales. Los expertos de Pantone anuncian que el nacimiento de esta paleta cromática es el resultado de años de globalización y el movimiento de personas por el mundo. Un hecho que ha dado pie a una estética espontánea, nada premeditada.

También te puede interesar:  Tendencias en colores para decorar en 2016

La lista de los siete colores para el verano que viene

Fuente: pantone

Si hay algo llamativo en New Native es que estamos ante una paleta cromática que tiene como hilo conductor lo natural. Y este dato favorecerá mucho su empleo en nuestra decoración particular como un aliado más en cualquier ambiente doméstico. Tal vez en esos salones y dormitorios donde predominan los tonos neutros, o las maderas claras en librerías a medida y mesas grandes donde celebramos nuestras reuniones con los amigos.

Terracota, amarillo cadmio, lino, jengibre, rojo barn, azul dazzling y pasas. Son los colores que dan sentido a New Native. Evocan a la madera, a la tierra y a numerosos elementos de la naturaleza. Algunos han sido concebidos para brillar de una forma especial en espacios grandes, como el rojo. Ideal para renovar con rotundidad las paredes de un salón. Y otros colores vienen para desplegar todo su poder de armonía y serenidad, como sucede con el lino nada más observarlo.

Neutros, muy terrenales o provocadores

Fuente: areaklenik

Un rápido recorrido por cada uno de estos siete colores nos permitirá ir haciéndonos a la idea de lo que serán capaces de ofrecernos. Cuáles son sus matices y singularidades. Pantone Linen tiene muchas papeletas para ser uno de los favoritos de la paleta cromática si decidimos aplicarlo en casa. La razón es muy sencilla: estamos ante el tono más neutro de la familia y al verlo nos recordará al color de la piedra y la arena. Seguro que hay mil maneras de incorporarlo.

El segundo en la lista es Pantone Ginger. Un maravilloso cóctel de naranja y rojo con grandes dosis de calidez que invita a jugar con él de mil maneras. En esta paleta cromática el tono más terrenal recae en Pantone Terra Cotta. Lleno de matices rosados y marrones, es una oportunidad de oro para cubrir con él una pared muy visible y ver qué sensación nos produce. El más provocador de New Native se llama Pantone Dazzling Blue. Intenso y eléctrico, dejará huella al margen de dónde lo usemos. Aunque lo más acertado será reservarlo para detalles puntuales.

También te puede interesar:  Cómo limpiar el papel pintado de tus paredes
Fuente: Lowerrateloan

Esta paleta cromática también tiene un capítulo para los amarillos gracias a Pantone Cadmium Yellow. Un color tranquilo y acogedor, perfecto para dejarse ver en zonas de reuniones sin acaparar gran protagonismo. Todo lo contrario a lo que le sucede a Pantone Barn Red. Su aspecto arcilloso y magenta lo convierten en un color de gran carácter. Buen amigo de las maderas oscuras y la luz natural. El broche final lo pone Rum Raisin. El más estiloso de la familia. Su aspecto recuerda a los granos de café y al chocolate puro. Dos tonalidades muy tentadoras para los incondicionales de los ambientes contemporáneos con un toque sofisticado.

Cercanos y fáciles de integrar

Fuente: shake myblog

Otra cualidad de esta paleta cromática es su cercanía con la decoración doméstica actual. Y no siempre es posible afirmar con tanta rotundidad semejante afirmación. Frente a colores de temporadas pasadas, los llamados New Native nos lo pondrán fácil cuando decidamos pasar a la acción. Plasmar todos esos matices y planteamientos teóricos a nuestra decoración real sin miedo a encontrarnos con sorpresas desafortunadas. Son colores orgánicos, presentes en la moda, en el diseño en general y en la vestimentas de pueblos indígenas procedentes de Sudamérica.

Estamos familiarizados con la mayoría y es fácil integrarlos en los interiores domésticos  por la calidez y luminosidad que desprenden. Más sobrios o más neutros, no desentonarán si decidimos renovar con ellos grandes superficies, incluidos los techos. O preferimos que entren en nuestros ambientes con más cautela. Tal vez actualizando la imagen de un mueble.

¿Te apuntas a ellos?