portafoto

Si este domingo no tenías pensado salir de tu hogar, hoy te trajimos una bonita idea para que te entretengas. Se trata de unos portafotos muy fáciles y económicos de realizar.

Para esta tarea necesitarás muy pocos materiales, entre ellos: porcelana fría, pintura acrílica, alambre mediano y fácil de modelar y un conector de electricidad que será quien sostendrá la fotografía.

Primero deberás comenzar haciendo el corazón. Para esto toma un trozo de masa de porcelana fría y tíñela con pintura acrílica del color que lo desees. Haz una esfera, afínala, aplástala y modélala hasta conseguir la forma que te guste.

Luego toma el alambre y en uno de sus extremos enróscalo alrededor de un lápiz para obtener un espiral.

Toma el otro extremo del alambre y atraviésalo por el corazón. Luego colócale el conector de electricidad en ese extremo.

Por último haz una esfera de porcelana fría, esta será la base así que deberá tener el suficiente peso como para que la foto no se caiga. Pincha allí el extremo con el espiral.

Deja secar y tendrás listo tu portafoto. Son muy bonitos para decorar el hogar y una muy buena idea para utilizarlos como souvenir en una fiesta.