pinturas

La variedad y tipos de pintura en muchos casos dificultan la tarea de quienes no conocen sus efectos, sobre que materiales utilizarlas, y que técnicas crear con ellas.

Por esto hoy te presentaremos un especial referido a los tipos de pinturas y sus características principales a tener en cuenta a la hora de utilizarlas:

  • Pintura plástica: se trata de una pintura al agua que posee como aglutinante resinas plásticas o acrílicas. Su aspecto varía de mate a brilloso, y posee una excelente adherencia y resistencia al lavado. Este tipo de pintura se aplica en interior y exterior, sobre yeso, cementos y derivados. Es la más ideal para pintar paredes y posee un rápido secado.
  • Pintura al silicato: se trata de una pintura al agua que posee como aglutinante una disolución acuosa de silicato de potasio o sosa. Es dura, resistente a la intemperie y tiene gran adherencia al vidrio y al hierro, peor también puede utilizarse sobre hormigón, piedra, ladrillos, cemento y derivados.
  • Pintura a la cal: es básicamente una pintura al agua que tiene como aglutinante hidróxido de calcio, y se vende en polvo. Posee un acabado mate, poroso y absorbente. Es muy resistente a los agentes atmosféricos y tiene buenas propiedades microbicidas. Este tipo de pintura puede aplicarse tanto en interiores como exteriores, sobre cal, piedra y ladrillo.
  • Pintura al cemento: es un tipo de pintura al agua, resultado de la mezcla de cemento blanco y algún tipo de pigmento que resista la alcalinidad. Su acabado es mate, y resistente a los agentes atmosféricos. Debe emplearse sobre superficies rugosas, porosas y ásperas, para que su adherencia sea exitosa. Es ideal para pintar exteriores.
También te puede interesar:  Anímate a decorar las paredes con obras creadas por tu familia

Fuente: Arqhys.