Hoy hablamos sobre un diseño bastante original y muy particular, el diseñador ?  Pieter Brenner. Si te encantan las golosinas y siempre soñaste con una casita de chocolate… por qué no comenzar  por esta dulce, dulce y sabrosa silla realizada por este gran diseñador alemán.

Brenner siempre se ha caracterizado por su claridad y una cuidadosa investigación de la historia del diseño. Sugarchair es su nueva y exclusiva creación que , con un marcado aire juguetón, Brenner propone un asiento cuya curiosa materia prima ha sido claramente el azúcar.

Brenner ve en sugarchair una silla adecuada para ser moldeada por el propio cliente. Sus líneas y formas las ve como un diseño inteligente, bastante más que la propia ciencia de la ergonomía.

Esta silla o asiento, es completamente diferente a todos los demás… pues puede ser editada, además podemos comerla y, por supuesto, es completamente reciclable. Brenner, un diseñador de fantasías… deja a un lado la ergonomía y da rienda a sus pensamientos en esta pequeña obra de arte comestible.

La viabilidad de la pieza, según Brenner, será en función del peso del cliente… y su determinado apetito! Por tanto el objetivo de esta silla será la pretensión que la persona tenga para con ella… podemos utilizarla como objeto decorativo, sentarnos de vez en cuando utiliandolo como un mobiliario completamente funcional.. o simplemente comerla!

Es un diseño poco común, atrayente, algo extravagante y con unos realmente atractivos colores… me encanta! Ya tenemos la primera pieza, para una casita muy golosa!!

Ya sabes, si te encantan los diseños originales, no te alejes de la pista de Brenner. Un gran diseñador que hace nuestras fantasías realidad!!