Si eres de los manitas que prefiere hacer las cosas por sí mismo en casa en vez de contratar un profesional, seguro que tarde o temprano tendrás que pintar el techo de cualquier estancia. ¡Toma nota y verás que no es muy complicado! Seguro que hasta pasarás un buen rato.

Una de las formas para renovar la decoración es pintando paredes o techos, lo que nos permitirá darle un toque nuevo a cualquier estancia sin necesidad de gastar dinero en nuevos muebles o elementos decorativos. Hoy me gustaría centrarme en pintar el techo y cómo debemos hacerlo para que quede realmente bien.

pintar el techo
Fuente: Significado de soñar

A la hora de pintar el techo podemos utilizar el mismo tipo de pintura para paredes, e incluso la misma si también las vamos a pintar, a no ser que queramos colores diferentes. Lo que debemos tener claro es que los utensilios no serán los mismos, por lo que habrá que comprar específicos para poder hacerlo bien.

¿Qué debo tener el cuenta para pintar el techo?

Pintar el techo es más complicado que hacerlo con las paredes, y aunque mucha gente decide dejarlo para lo último por eso mismo, en realidad lo más recomendable es que sea lo primero. La explicación es muy sencilla, y es que al pintar el techo se puede derramar pintura en las paredes, por lo que si ya las hemos pintado antes, habrá que volver a pintarlas.

Debes cubrir el suelo con plástico o papel de periódico, así la pintura que gotee no manchará el suelo. Es recomendable que sea un material que te permita moverte bien para pintar sin que te ocasione muchas molestias que el suelo esté cubierto. No es necesario cubrir toda la habitación, puedes hacerlo por partes según vayas pintando.

pintar el techo
Fuente: Llena tu mundo de color

Antes de empezar a pintar el techo hay que fijarse en si tiene algún desperfecto, como humedades, grietas, bultos, desconchados, pintura antigua, etc. Repara todo lo que sea necesario para que la pintura quede perfecta. Cuando el techo está muy deteriorado se recomienda realizar labores de decapado en los esmaltes que estén dañados, y también lavar y reparar bien las grietas.

¿Qué utensilios necesito?

Es muy importante que los utensilios con los que vayas a trabajar sean los adecuados para pintar el techo, ya que no todos son válidos para las mismas superficies o formas. Utiliza una brocha que sirva para trabajar bien en todos los rincones y que permita que la pintura se extienda bien.

Puedes empezar con una brocha pequeña y redonda, de unos 5-10 cm de anchura, que servirá para pintar esos rincones tan difíciles al no ser muy accesibles. En cuanto al rodillo, elige uno acorde a la pintura y superficie que debes cubrir.

pintar el techo
Fuente: Gosan

Vas a necesitar también un recipiente hondo, tipo barreño, que sea suficientemente grande como para que puedas hacer la mezcla de la pintura sin quedarte sin espacio. El techo suele llevarse mucha pintura, así que probablemente debas hacer varias mezclas según vayas acabando una, por lo que la pintura estará siempre fresca y recién mezclada. El barreño debe tener un escurridor para poder escurrir la pintura antes de levantar el rodillo y que así no gotee demasiado.

Vacía la habitación

Otro consejo muy interesante para tener en cuenta al pintar el techo es que se recomienda vaciar la habitación y que únicamente estén los botes de pintura, la escalera, los utensilios y los materiales para cubrir el suelo. Si dejas los muebles dentro será un lío porque los tendrás que ir moviendo de sitio para que no se manchen y puedas trabajar con comodidad. Si por cualquier motivo no vas a sacarlos de la habitación, cúbrelos con plástico para que se puedan manchar si les cae pintura.

¿Qué proceso se sigue?

El paso a paso para pintar el techo es muy sencillo, y si sigues el proceso con exactitud y tienes un poco de maña, conseguirás excelentes resultados. Veamos los pasos que debes seguir:

  • Empieza pintando las cornisas con la brocha, repasando todo el perímetro que no puede pintarse con el rodillo. Cuando ya vayas con el rodillo, comienza desde la esquina de la pared de la puerta y pinta hacia la ventana, avanzando siempre en ese sentido para no volver a pasar por la misma superficie.
  • Cuando hayas pasado toda una primera capa, deja que se seque totalmente antes e aplicar la segunda, en este caso en el sentido contrario, es decir, de la ventana a la puerta. Esto hará que el resultado sea espectacular y el techo luzca mucho más brillante y llamativo.

¿Conoces algún truco más para pintar el techo de forma eficaz? ¡No lo dudes y comparte tus experiencias con nosotros!