El verano ya está aquí y llega, ¡por fin!, el momento de disfrutar del sol, del calor y, por supuesto, de los chapuzones en la piscina. Si tienes la suerte de contar con una en tu jardín, seguro que te interesa este post. Vamos a contarte qué plantas y árboles te conviene elegir para ajardinar la piscina.

ajardinar la piscina
Fuente: We are Found

Parecía que no iba a llegar nunca… Sin embargo, el buen tiempo se está instalando finalmente para inaugurar un verano que se hacía el remolón. Una de las cosas que más me gustan del verano es poder nadar al sol. Por eso, y contando con que dispones de una en tu jardín, te vamos a explicar cómo ajardinar la piscina y triunfar.

Aunque pueda parecerte un asunto menor, elegir las especies vegetales que vas a poner alrededor de la zona de la piscina es muy importante. Se trata de un capítulo de paisajismo que hemos de tener en cuenta. No solo influye de forma considerable en el aspecto general del espacio, sino que en función de las plantas escogidas, el mantenimiento puede ser muy complicado o cuestión de coser y cantar. Todo depende.

Sea como sea, si tienes espacio suficiente no te prives de poner algunos arboles alrededor de la piscina. Son geniales, aportan frescor y una sombra más que agradable. Sin embargo, no todos son adecuados para plantar en ese lugar. Aquí tienes algunas claves de las cosas que tienes que pensar antes de elegir.

Elegir los árboles para ajardinar la piscina

Fuente: Cybball.com

Para empezar, lo primero que tienes que pensar es que conviene ser práctico. Por mucho que te guste un árbol en concreto, si piensas que no va a funcionar junto a la piscina, no lo pongas. Te darás cuenta del error a la primera de cambio. Es mejor que reflexiones y elijas en consecuencia.

También te puede interesar:  Farolillos de colores hechos a mano

Un aspecto importante, de los más decisivos en lo que a este tema se refiere, es decidirse por árboles de hoja perenne. No querrás que, pasado el verano, las hojas se caigan al suelo y te pases los días recogiéndolas por todas partes. Eso sin contar lo que pueden manchar el agua de la piscina.

Además, no todos son hojas. A muchos árboles se les caen también las semillas, los frutos, flores marchitas, etc. Mejor opta por árboles a los que no se les caiga ni una hoja en todo el otoño. Lo agradecerás… ¡y mucho!

Bien adaptados al entorno

Fuente: Gardenoholic

Esta recomendación resulta un tanto general, y sirve tanto para los árboles que vamos a poner alrededor de la piscina, como para las especies de plantas elegidas para dar flores.

Siempre que sea posible, elige variedades autóctonas. Tu jardín estará mucho más esplendoroso, ya que son plantas que están totalmente adaptadas al suelo y al clima. Soportan mucho mejor las plagas, la frecuencia del riego, etc.

¡Ojo con las raíces!

Fuente: We are Found

Una característica importante que han de poseer los árboles elegidos para alzarse en la zona de la piscina, es que tengan raíces poco profundas, o que tiendan a echarlas hacia abajo.

De no ser así, las raíces de los árboles podrían estropear la piscina y su estanqueidad. Pueden provocar grietas, con las consiguientes filtraciones de agua, etc. En fin, un desastre. Es mucho mejor tener en cuenta este aspecto antes de elegir los árboles para ajardinar la piscina.

También es importante, en función de su emplazamiento, elegir la altura de los árboles. No los pongas demasiado altos si tienes buenas vistas, porque con el tiempo podrían ocultarlas y sería una pena, ¿no crees?

También te puede interesar:  Todo lo que debes hacer para cerrar tu piscina para el invierno

Las especies que triunfan

Fuente: Treeland Nursery

Hay diferentes grupos de árboles que pueden quedar muy bien alrededor de una piscina. Una de estas especies son las palmeras, especialmente adecuadas para climas tropicales o subtropicales (o también mediterráneos). Además de resultar muy decorativas, sus raíces tienden a crecer hacia abajo por lo que no hay riesgo de estropear la piscina. Y hay muchos tipos de diferente tamaño para elegir.

Otra alternativa son los árboles frutales y, en concreto, los cítricos como el limonero o el naranjo. Añaden un toque especial de color a la piscina, y resultan aromáticos y muy decorativos. Lo bueno de estos árboles, además, es que no necesitas que sean muy grandes. Hay ejemplares para cultivar en contenedores como macetones o jardineras.

El olivo es una opción que también me gusta. Un árbol mediterráneo de porte bajo y especial y hojas gris verdosas que resultan diferentes. Es de crecimiento lento y le van bien las zonas cálidas y secas.

Y las plantas

Fuente: Gardening Know How

Y para completar el paisajismo de la zona de la piscina, tendrás que contar con algunas especies de plantas adecuadas. Suculentas sin espinas, hierbas ornamentales y trepadoras para crear pantallas que garanticen tu intimidad son buenas opciones.

Para acertar elige especies de fácil mantenimiento, y con características acordes al jardín, para que no desentonen. En cuanto a la cantidad de plantas a poner, ten siempre en cuenta factores como el equilibrio y la proporción. ¡Seguro que aciertas!