Decorar con plantas colgantes es estupendo puesto que hará que allá dónde las coloques exista un toque natural que sólo las plantas pueden lograr. Puedes ponerlas tanto en el interior como en el exterior de tu hogar. La opción ideal, y la que más me gusta personalmente, es que te decantes por poner  portamacetas de macramé colgado del techo con el color que mejor combine en con tu decoración.

El macramé es una maravillosa técnica para tejer cuerda con nudos con la que se pueden conseguir maravillosas creaciones, así que te aconsejo que tus plantas colgantes estén dentro de estas originales portamacetas y verás cómo crearás un ambiente mágico, natural y romántico.

Las plantas colgantes dentro de portamacetas de macramé podrán ayudarte a conseguir un estilo único y personal. Si te atreves a hacerlo tú estoy segura que por Internet podrás encontrar muchos tutoriales con los que te puedes animar a crearlo tú mismo/a. Pero si no te van mucho estas manualidades también las podrás encontrar en tiendas dónde vendan cosas realizadas a mano.

plantas-colgadas-1

Existen portamacetas de macramé que en lugar de macetas puedes poner peceras redondas de cristal para meter tus plantas dentro o flores, o lo que quieras. Con las macetas mostrarás la maceta y la planta o flor, con la pecera de cristal redonda hay mucho más juego para que tu imaginación se active y crees bonitas composiciones para que queden bien bonito. Por ejemplo puedes poner arenas de colores, piedras de colores, flores cortadas con agua (sin tierra)…¡lo que se te ocurra!

Antiguamente este tipo de portamacetas de macramé solían tener un acabado en colores crudos, pero hoy los puedes encontrar (¡o crear!) de los colores que más te gusten y que vayan acorde a tu decoración ya sea en el salón, en la cocina, en el lavabo, en la terraza, en el balcón…¡dónde tú quieras!

Fotografía: loftofdreams.com

  • Pati Blanco

    bueno, no es una idea muy novedosa, no?