Los radiadores del siglo XXI poco tienen que ver con los viejos modelos de antaño. Hoy son elementos funcionales y, como no podía ser de otra manera, decorativos y actuales. Te explicamos por qué es buena idea elegir radiadores de diseño para calentar la casa.

elegir radiadores de diseno zendher calsico
Fuente: Zehnder

En la época en que vivimos, caracterizada por el progreso y los avances tecnológicos en todos los aspectos, los radiadores del pasado no tienen cabida. Era de esperar que este elemento imprescindible en la mayoría de nuestras casas viviese una auténtica revolución tanto en términos técnicos como estéticos. Hoy te contamos por qué es buena idea elegir radiadores de diseño.

Y así fue como ocurrió, hace ya algunos años. Hoy continúan surgiendo nuevos radiadores de diseño que se convierten en elementos decorativos elevados a la máxima potencia. Objetos que, además de crear ambiente desde el punto de vista de la temperatura ideal, también contribuyen a definir el interiorismo de un espacio.

Los nuevos radiadores interiorizan totalmente el concepto del diseño, porque en las casas de hoy no es suficiente con tener calor. También la dimensión estética es un factor importante. Así los nuevos radiadores se esfuerzan por ser prácticos, eficaces y también decorativos.

Las claves para elegir radiadores de diseño

elegir radiadores de diseno zendher circular
Fuente: Zehnder

Además de hacer gala de un diseño contemporáneo que decora por sí mismo, los radiadores de hoy son muy eficientes y presentan un rendimiento calórico muy alto. Hay modelos fabricados con tubo de acero soldado, un material que los hace resistentes y duraderos. El funcionamiento técnico de este tipo de radiadores es perfecto, acorde a los tiempos en que vivimos.

Existen modelos especiales para funcionar en un sistema de calefacción de agua caliente convencional, de los que se ponen en marcha mediante una caldera (que puede ser de gas natural) o también hay radiadores eléctricos de última generación. Estos últimos son mucho más sencillos de instalar, ya que solo se requiere una toma de corriente eléctrica.

Es importante que cuenten con un termostato individual (los radiadores eléctricos lo llevan siempre), ya que ofrecen un mayor confort ambiental y también resultan más eficientes desde el punto de vista energético. Un buen termostato es la mejor forma de controlar la temperatura de la casa en invierno, logrando así un ambiente acogedor donde no se pase ni frío ni calor.

Acabados, colores y formas contemporáneas

elegir radiadores de diseno hudson redd negro
Fuente: Hudson Reed

Los radiadores de hoy hacen gala de una gran variedad de formas y diseños. Una de las funciones que cumplen, además de la de caldear el ambiente, es la de decorar un espacio, por lo que existe una gran variedad de formas y diseños para elegir.

elegir radiadores de diseno zendher buhardilla
Fuente: Zehnder

Además, en muchos casos se realizan a medida, lo que garantiza que se adecúen totalmente al espacio y al estilo de la decoración.

elegir radiadores de diseno zendher rojo
Fuente: Zehnder

Existen modelos atemporales que se adaptan perfectamente a los ambientes más clásicos; modelos en acabados cromados y metalizados para espacios contemporáneos; radiadores de todos los colores, perfectos para cuartos de baño coloristas o habitaciones infantiles; incluso hay modelos que incorporan espejos. Cualquiera de ellos puede convertirse en la solución perfecta que estás buscando para tu casa.

¿Qué mantenimiento necesitan los radiadores de diseño?

elegir radiadores de diseno hudson reed horizontal
Fuente: Hudson Reed

En lo que se refiere al mantenimiento de este tipo de radiadores, es bastante parecido al de los radiadores más tradicionales. En el caso de los modelos eléctricos no requieren otro mantenimiento que la limpieza frecuente.

En cuanto a los modelos que funcionan con agua, y que forman parte de un circuito de calefacción, sí necesitan un mantenimiento básico, además de la limpieza. De hecho, es conveniente purgarlos cada cierto tiempo para evitar que el aire se acumule en el circuito.

Si no eliminas el aire que haya podido entrar, el agua caliente tendrá problemas para entrar en el circuito y los radiadores funcionarán peor. Lo mejor es purgar los radiadores uno por uno al menos una o dos veces al año, al principio y al final del invierno, por ejemplo. De esta manera los radiadores calentarán el ambiente a pleno rendimiento.

Cómo limpiar un radiador

elegir radiadores de diseno zendher rosa
Fuente: Zehnder

En ocasiones los radiadores son elementos a los que tenemos difícil acceso, por lo que su limpieza puede volverse un tanto complicada. Para empezar hemos de tener en cuenta de que en los radiadores se acumula una gran cantidad de polvo. Por eso, si hace tiempo que no los limpias, lo mejor es utilizar la aspiradora. Ahora te vendrán muy bien esos accesorios de boquilla estrecha que trae el aspirador y que no sueles usar casi nunca. Aspíralo de la mejor manera posible.

Después puedes pasar un plumero por todos los recovecos. Lo mejor es que pases la aspiradora en el suelo, ya que gran parte del polvo que había acumulado en el radiador irá a parar allí.

Para terminar la limpieza, limpia el exterior del radiador con un paño mojado (y bien escurrido) en agua y un jabón neutro. Después seca a conciencia el radiador. Recuerda que has de limpiar los radiadores cuando estén fríos.

Con estos consejos, podrás elegir radiadores de diseño y acertar. Serán los más decorativos y, además, estarán impecables.