En el artículo anterior os comentaba algunas ideas para hacer con libros que tenemos y no sabemos dónde ubicarlos ya. Hoy os presento otra opción, a mi parecer, bastante original.

La ingeniosa diseñadora británica Lucy Norman ha encontrado una solución, realmente original, para reaprovechar aquellos libros descartados en la ciudad de Londres. En esta ciudad son miles de libros los que se encuentran descartados, literalmente son residuos – cosa que no entiendo-


La infraestructura de reciclaje del papel, en Londres, se hace insuficiente debido a las impresionantes cantidades de libros a reciclar más los propios de los deshechos de esta ciudad. Así es como Lucy Norman ha contribuido a un reciclaje personal que hoy me gustaría destacar.

De este problema surge un “nuevo” concepto el denominado Light Redding. La diseñadora nos sorprende con una fantástica y original lámpara hecha de miles de hojas de libros reciclados.

Esta maravillosa lámpara se encuentra constituida por seis formas circulares y semicirculares… que recuerdan, o por lo menos a mí, a grandes mancuernas. Estas formas fueron hechas a base de doblar cada hoja a la mitad; y disponiéndolas de forma circular. Cada “mancuerna” cuelga de una luminaria ubicada en el techo.

¿Qué decís? ¿Es original o no? Por lo menos es una manera práctica y funcional de dar un buen uso  a estos libros que, sin lugar a dudas, son deshechos de la sociedad…

Utilizando esta técnica podemos diseñar nosotros mismos unas preciosas lámparas; solo hace falta un poquito de inspiración y seguro podremos decorar espacios de nuestra vivienda de forma muy  llamativa.

Si tenemos un poquito de tiempo y nos apetece hacer algo con los libros, apuntes del instituto, facultad… etc que ya no queremos, por el motivo que sea, esta es una gran opción. Son lámparas que dan mucho juego a la decoración de casa; en el salón, en nuestra habitación o en el cuarto de “estudio” son elementos muy llamativos.