La comida también puede ser objeto de decoración. Mira lo que se ha realizado solo con simples frijoles de colores… hermosos mosaicos para colgar!!


Si quieres hacer un cuadro similar, presta atención. Los materiales que necesitarás serán los siguientes.

– Cartón blanco liso, de las medidas que deseemos.

– Lápiz

– Pequeño pincel

– Cola vinílica

– Frijoles secos

El primer paso será seleccionar el dibujo que queramos realizar. Mientras más sencilla sea la imagen, mejores resultados obtendremos. Una vez seleccionado, pasamos el dibujo al cartón blanco.

Si quieres obtener algo parecido a la imagen, la idea será crear formas y líneas geométricas; de esta forma será muy sencillo rellenar con frijoles.

Una vez dibujada la imagen, daremos una capa de cola con ayuda de un pincel. Daremos una capa a toda la superficie de cartón.

Ahora solo será necesario ir pegando los frijoles siguiendo las líneas geométricas, dándoles forma. Buscaremos una composición que nos guste, combinando todos los colores.

Una vez rellenado el dibujo, será necesario dar una segunda capa de cola sobre los frijoles, de esta forma durará mucho más nuestro mosaico particular.