Buenos días amigos, en el espacio de hoy  hablaremos sobre el reciclaje. Sabéis que nos encanta reciclar, por ello hoy os una interesante idea para reciclar algunos de tus envases ya sean de plástico, vidrio…

Envases de comida, botellas de vidrio, recipientes de yogur, todo esto va a parar a la basura y… solo hay que mantener bien abierta la mente para lanzarse a prolongar la vida de cualquier pequeño objeto.

Una tarea que, además, podemos convertir en un divertido juego si pedimos ayuda a los más pequeños que, seguro, aceptarán la tarea de buena gana.

Para lograr unos pequeños floreros de reciclaje, solo tendremos que salvar de la basura algún vaso de yogur de cristal y preparar nuestra mesa de operaciones con cola blanca, purpurina de cualquier color y unabrocha con la que extender el pegamento.

En primer lugar, debemos colocar la cola con la brocha en pequeñas pinceladas de arriba hacia abajo en el vaso, para que el pegamento quede lo más uniformemente posible. Acto seguido, verteremos poco a poco la purpurina sobre la superficie encolada del vaso de vidrio, con cuidado de recoger los restos que caigan en un plato para su reutilización. Una mano más recubriendo bien los huecos y solo nos quedará esperar para disfrutar de nuestros floreros artesanales reciclados.

Igual de sencillo y práctico, también podremos reciclar una botella de vidrio convirtiéndola en un jarrónutilizando solamente silicona de colores y una pistola para su aplicación.

Con el diseño previamente ideado en función de nuestros gustos y la estancia que vaya a decorar, solo tendremos que disparar pequeños trozos de silicona sobre la botella y, al terminar, cortar las sobras de silicona que puedan quedar entre los pegotes. Sin duda, una idea original que podemos utilizar en la cocina o en cualquier rincón al aire libre de nuestro hogar.