No es necesario ser un viajero entusiasta para encontrarse un día, con que tienes suficientes maletas que ya no se utilizan y que tú y todos en casa han ido relegando. Y claro ya pensaríamos en deshacernos de ellas pero ahora podemos decorar el dormitorio reciclando el equipaje. Sencillo haciendo un ropero con las maletas abandonadas que vamos a habilitar para convertirlas en un detalle que además de útil es muy decorativo.

Solamente necesitamos las maletas que hemos dejado de lado y una pieza base que las convertirá en un ropero coqueto y útil en el dormitorio. Si eres de las que tienen especial talento para las labores básicas de carpintería podrás aprovecharlo convirtiendo la madera en como hemos dicho, el elemento básico en que colocar las maletas ya habilitadas y tener tu ropero reciclado y original. Lo primero lógicamente reunir las maletas que deben ser del mismo tamaño para que encajen bien.

Luego hay que darles reparación, esto es emparejar las zonas que pudieran tener lastimadas o hundidas, que ya sabemos que las maletas suelen sufrir todo tipo de daños, reponer o arreglar los asideros de las mismas, y aplicarles, luego de reparar bien la pintura y el aspecto, una capa de laca para que se preserven mejor. Dejar que se sequen y entonces llegará el momento de fijarlas a la base.

ropero con maletas

Lógicamente habrá que usar tornillos para darles firmeza y ajustarlas a las divisiones que tiene la base para el ropero. Lo mejor es que puedes aprovechar todas las que tengas armando un ropero grande o uno pequeño según se pueda y usando todos los colores sin temor alguno porque se ven muy bien, así que chicas que adoran reciclar, y también ser originales en los detalles de sus dormitorios, aplicarse a esta bonita decoración que sin duda alguna se ve muy bien y podrán adecuar en tamaño y color a su gusto.