Si tienes una casa pequeña y estás pensando en cambiarla por completo, el siguiente artículo te interesa y mucho. Vamos a darte las claves esenciales para acometer una reforma para ganar espacio. No se trata solo de actualizar la decoración, ni de hacer obras para renovar instalaciones y demás. Se trata de aportar soluciones para ganarle metros al espacio. Sigue leyendo y toma nota.

reforma para ganar espacio
Fuente: Ikea

Vivir en una casa pequeña está a la orden del día. Dado el precio que tienen los pisos en las grandes ciudades, ya sea para comprar o para alquilar, a la mayoría de la gente nos cuesta un desembolso más que importante pagar nuestra vivienda. Si tu casa es en propiedad y crees que va necesitando una renovación completa, hoy vamos a contarte algunas ideas a tener en cuenta a la hora de hacer una reforma para ganar espacio. ¿Quieres saber cómo? ¡Te lo contamos!

Además de pensar en nuevos materiales, en cambiar instalaciones y revestimientos, ahora es el momento de plantear cómo puedes conseguir ganar espacio en tu piso pequeño.

Eliminar tabiques en una reforma para ganar espacio

Fuente: Ikea

Ya te hemos hablado alguna vez del open concept o, lo que es lo mismo, de una concepción diáfana del espacio. Esta forma de entender los interiores, en la que los tabiques se reducen al máximo y se apuesta por una planta abierta, es especialmente adecuada para casas pequeñas.

Cuando el espacio no sobra, más bien al contrario, se imponen soluciones que aporten una mayor sensación de amplitud. Como por ejemplo, la idea de contar con una cocina americana, abierta al salón. Puede que no todo sean ventajas, que tenga algunos inconvenientes, pero es una manera efectiva de ampliar visualmente el espacio. ¡Y de qué manera!

También te puede interesar:  Conoce los secretos de los tableros contrachapados

A la hora de llevar esta idea a la práctica, tendrás que valorar detalles y aspectos decorativos que ayudan. Como, por ejemplo, elegir el mobiliario de cocina en colores y acabados que armonicen con tu salón.

Por lo demás, si no quieres eliminar los tabiques por completo, apuesta por los paneles de hierro y cristal, tan en boga últimamente.

La integración, a tu favor

Fuente: Ikea

En una casa de dimensiones reducidas integrar es acertar. Sobre todo si se trata de las puertas, en especial aquellas de las que no podemos prescindir. En ese caso, lo mejor es pintarlas del mismo color de la pared, para tratar de que pasen lo más inadvertidas posible.

Y lo mismo ocurre con las piezas de mobiliario más grandes, como las librerías. Si poner una de suelo a techo es un acierto ya que multiplica la capacidad de almacenaje, es buena idea pintarla del color de la pared para lograr que se integre mejor. No la vamos a ocultar por completo (ni tampoco lo pretendemos), pero sí aligeraremos su peso visual. El resultado será mucho menos agobiante.

Aprovechar cada centímetro

Fuente: Ikea

Una de las ventajas de ponerse en manos de profesionales, es que ellos pensarán en aspectos que a ti no se te ocurrirán. Que aportarán ideas específicas para tu casa que realmente serán muy valiosas. Por eso, si lo que quieres es hacer una reforma para ganar espacio, conviene que te plantees la posibilidad de recurrir a un interiorista o un arquitecto especializado en este tipo de proyectos.

Cuando el espacio es limitado, aprovechar cada centímetro es crucial. Así, un hueco de la pared entre dos pilares puede convertirse en un armario perfecto. O la parte de atrás del cabecero nos puede servir como zona de almacenaje. Podemos sustituir las lámparas de pie o de mesa por apliques, etc.

También te puede interesar:  Cómo ganar espacio en una cocina pequeña

Apuesta por los muebles a medida

Ya sabemos que no son la solución más económica, pero si lo que quieres es hacer una reforma para ganar espacio, los muebles a medida son una alternativa a tener en cuenta. Lo mejor es destinar una parte del presupuesto a esta partida y confiar en el criterio de un buen profesional que nos ayude a encontrar las soluciones más adecuadas a nuestras necesidades.

Desde armarios a medida para aprovechar cada centímetro, hasta mesas abatibles que se pliegan cuando no se necesitan, pasando por muebles multifunción con varios usos, etc. Todo tiene cabida en una reforma para ganar espacio.

Ten en cuenta la dimensión vertical

Fuente: Anthropologie

No te limites a pensar en el espacio a ras de suelo. Piensa en la mejor forma de aprovechar la altura de las paredes, y seguro que encuentras más de una idea genial. Como la de plantear una estantería de suelo a techo. O colocar una balda sobre las puertas en la que colocar cajas de almacenaje. O elegir armarios de cocina que lleguen hasta el techo y ganar así espacio para guardar.

En cuanto a los colores, y a pesar de que ya sabes que el blanco es el tono más luminoso y que amplía los espacios, eso no quiere decir que tengas que pintar tu casa de blanco de arriba a abajo. Ni que tengas que prescindir de colores intensos y con personalidad.

La clave para acertar es tomar como base una paleta cromática que incluya tonos luminosos y algún color intenso en zonas puntuales para crear contrastes decorativos.

Si sigues estas pautas, lograrás llevar a buen puerto tu reforma para ganar espacio.