Ni clásicos, ni ultramodernos o abanderados de la funcionalidad. En la decoración de los nuevos dormitorios para 2019 no hay normas y los estilos se lucen desdibujados. Apuestan por estéticas singulares y eclécticas para generar atmósferas que relajan, invitan a soñar y emocionarse o a disfrutar de un confort fresco y desenfadado. Te invito a conocerlos.

nuevos dormitorios
Fuente: Zara Home

Estos nuevos dormitorios son inspiradores a más no poder. Sus tendencias decorativas dejan claro cómo estos interiores de casa pueden transformarse en estancias muy nuestras y a la vez en ambientes innovadores donde no hay miedo a combinar y probar  fórmulas estéticas diferentes. Aunque no se trata de poner el nuestro patas arriba, sin duda hay mucho que descubrir en ellos. Valiosas pistas que seguro nos servirán para animarnos a renovar o actualizar la habitación donde dormimos. Sus colores rompedores y desafiantes, los tejidos que abrazan y la mezcla de materiales que proponen.

Los nuevos dormitorios, todo atmósfera

Fuente: Ikea

El interiorismo de estos nuevos dormitorios tiene un denominador común: su capacidad de crear atmósferas intensas y emotivas. La decoración se vuelca para cumplir este objetivo mediante soluciones que marcan mucho a las estancias. A veces con revestimientos de grandes motivos florales para dar realismo y vida a sus paredes. Otras mediante iluminaciones que bañan el espacio de misterio, casi como si fueran escenografías. Y la mayoría de las veces con una carta de colores que nos deja atónitos.

Atmósferas marcadamente teatrales, bohemias o bellamente imperfectas. Así son los secretos de los nuevos dormitorios. Otra de sus consignas decorativas es jugar con el lujo pero siempre con un lenguaje de hoy y de forma equilibrada, sin que adquiera todo el protagonismo. Así que estaremos de suerte si nos gustan los acabados sin brillo porque es justo lo que defienden. Y a ser posible de la mano de abundantes detalles que aportan una belleza inacabada.

También te puede interesar:  Creando nuevos espacios

Ambientes maravillosamente imperfectos

Fuente: H&M

En los nuevos dormitorios para 2019 tiene cabida una decoración muy auténtica y en conexión con la tierra. Es la tendencia que propone la belleza imperfecta de los materiales naturales y la artesanía. ¿Te suena? Sus ambientes comulgan con la filosofía japonesa wabi sabi tan valiosa para aplicar en la decoración doméstica actual cuando buscamos otro ritmo de vida y otra manera de disfrutar de nuestros entornos.

Fíjate bien en ellos, destilan calma y autenticidad y exhiben pocas piezas pero muy bien escogidas. La sencillez es una de sus grandes bazas para disfrutar al máximo del espacio, por eso lo habitual es que propongan camas desprovistas de cabecero, y muebles bajos, casi a ras de suelo.

Toda la paleta cromática de tonos naturales se despliega en estos nuevos dormitorios, estratégicamente imperfectos. Arena, yeso, piedra, pizarra… Cualquiera de ellos funciona de maravilla, parece haber nacido para vestir estos interiores. A su lado, las paredes también tienen mucho que ofrecer mediante zócalos pintados muy naturales y bellas molduras con un toque de ayer.

Imposible pensar en estos nuevos dormitorios sin el detalle artesanal. En forma de lámparas o como jarrones de cerámica para colocar un ramo de flores recién cortadas. Son ese valor añadido al que no se debe renunciar.

El punto chic irresistible

Otra de las tendencias de estos nuevos dormitorios defiende crear ambientes estilosos, muy chic en su estética. Eso sí, en versión contemporánea, mediante los colores que arrasan y sin invadir las habitaciones de muebles excesivamente lujosos ni objetos estridentes. Al contrario, se respira en ellos un cierto aire minimal por la sencillez de sus líneas.

También te puede interesar:  Qué nervios, qué miedo

La primera metamorfosis surge a través del color de sus paredes. El azul oscuro o con tintes grises se apodera de estas superficies para darlas una imagen elegante pero cargada de sobriedad. Incluso a veces también es la pintura elegida para recubrir la carpintería de puertas y ventanas, un truco genial para enfatizar el efecto cromático.

Los materiales que mandan en estos nuevos dormitorios son fríos e industriales, como los revestimientos de mármol y cemento. Y a su lado son los accesorios metálicos acabados en oro o plata los que dan calidez y sutiles destellos luminosos. Como los espejos sol, una pieza vintage ideal, y los apliques de latón sobre las mesillas para nuestro momento de lectura en la cama. También hay un lugar en ellos para las plantas junto a la luz natural, cuanto más fotogénicas mucho mejor. Que levante la mano a quien no le tienta la idea de trasladar esta propuesta a su templo de descanso particular.

Soñadores a lo grande

Fuente: pixers

Las flores ocupan un papel estelar en los nuevos dormitorios para 2019. Y lo hacen a lo grande, explotan al máximo las posibilidades estéticas de sus estampados, dibujos y mezclas de colores. Y recorren las paredes de lado a lado, y sirven para camuflar objetos poco estéticos. En definitiva, los wallpaper con diseños XL acaparan casi todo el protagonismo de estas habitaciones y dan pie a crear murales espectaculares. Atmósferas florales bastante escenográficas, como un versión excesiva del estilo romántico al uso.

En estos nuevos dormitorios los muebles retro encajan de maravilla, pero también lo hacen otros diseños de madera, más desenfadados y naturales. Desde cabeceros de listones a escaleras para improvisar roperos mini, etc. Y por último su ropa de cama, siempre en sintonía con las pinceladas que dan vida al revestimiento floral escogido: grises, verdes, rosa palo… Vale atreverse con cualquier color.

También te puede interesar:  Geométricamente decorativo

¿Ya te has enamorado de alguno?