Reformar la cocina no es algo que se deba tomar a la ligera, no se puede organizar en el momento, se debe evaluar diferentes aspectos. La planificación en el momento de reformar tu cocina ayudará a economizar en materiales y conseguir resultados sorprendentes.

Es necesario que para todo el proyecto se tenga en mente los resultados que se quieran entender, para no olvidar ningún detalle deberemos plasmar en una hoja el croquis de lo que se quiere obtener. Además se tendrá que anotar el presupuesto con el que se cuenta y algún plan alternativo por si no se consiguen los elementos o complementos que queremos colocar.

Reformar tu cocina
Fuente: The Etrif

Funcionalidad de tu cocina

Si quieres reformar la cocina deberás darle prioridad a la funcionalidad y así poderla convertir en un sitio mucho más práctico que lo que es en la actualidad. También deberemos evaluar el diseño, otro punto importante.

Para conseguir una buena funcionalidad deberemos centrarnos en las incapacidades que tiene nuestra cocina actual, para buscar una solución apropiada para ellos. Quizás notemos que los pasillos son muy angostos o que las puertas necesitarían más espacio para abrirse cómodamente. Todos estos pequeños detalles podrán ser cambiados cuando reformes tu cocina, inclúyelos en el plan de reforma y encuentra una solución fácilmente.

Si tu presupuesto te permite la compra de electrodomésticos nuevos en algunos casos podrás incrementar la funcionalidad en un 100 por ciento,

Dentro del plan pensado para reformar la cocina pensemos que el diseño ocupará un importante lugar. Evaluemos el estilo de muebles y los materiales para cubrir pisos y paredes. Busca que el ambiente tenga tu toque personal, anímate a encontrar un equilibrio entre el diseño y la funcionalidad.

Recuerda que siempre hacemos incapie en lograr el triangulo de la cocina y trabajar sobre él. Este triángulo está formado por la hornalla, heladera, fregadero. Los espacios deberán estar unidos para que las tareas sean más fáciles.