¿Quién dijo que el vinilo había muerto? Está más vivo que nunca, recuperado con nuevos modelos de tocadiscos, modernos e increiblemente estéticos, y también a través de ideas originales como esta: relojes de pared hechos con discos de vinilo.

Se pueden encontrar en la web The Grateful Thread y se venden en dos tamaños diferentes de 7 y 12 pulgadas ( 16 y 27 € aproximadamente) en varios colores a elegir.

Cada modelo que vemos es único, creado por la empresa eligiendo entre los stocks de discos no vendidos.

Vía: Outblush