renovar la cocina con papel pintado
Fuente: Limelice

Invertir en decoración no implica necesariamente tirar la casa por la ventana. Hay numerosas soluciones low cost que permiten transformar y actualizar nuestras habitaciones sin embarcarnos en proyectos y obras. En este post quiero hablarte de un espacio y de un material muy concretos: cómo renovar la cocina con papel pintado. Un plan decorativo sencillísimo y con resultados espectaculares. Como los de estas propuestas.

La cocina suele ser uno de los lugares más especiales de casa, al menos a mi me pasa. Un punto de reunión muy vivido y en el que se suceden numerosas actividades domésticas. Por eso precisamente nos esmeramos en su decoración, la miramos a diario y nos apetece la idea de actualizarla y de introducir pequeños cambios que rompan con la monotonía. Si es así, renovar la cocina con papel pintado es un solución diez para cumplir estos anhelos.

Además de la metamorfosis decorativa, no hay que perder de vista otras ventajas. Su inversión es muy asumible en comparación con la instalación de otros revestimientos y puedes ser tú quien haga realidad renovar la cocina con papel pintado, pues su
colocación no entraña grandes complicaciones. No esperes ni un segundo más.

Renovar la cocina con papel pintado: vinílicos sí o sí

Fuente: I-Cocinas.com

Antes de lanzarnos a pensar en colecciones con diseños estampados o lisos y en las últimas gamas cromáticas, hay otro dato imprescindible a manejar para que renovar la cocina con papel pintado sea un éxito. Y es que no debemos elegir cualquier tipo de papel.

Hay que apostar sí o sí por los papeles vinílicos por razones prácticas y estéticas. El primer motivo, y el más importante, es su composición. Fabricados a base de papel y una capa vinílica impermeable, son altamente resistentes a la luz y a la humedad. Por tanto, son el aliado imprescindible para empapelar baños y cocinas.

También te puede interesar:  La cocina en un armario

Pero hay más motivos poderosos para utilizarlos como nos plazca por lo prácticos que resultan y la sencillez de su mantenimiento. No sé si sabrás que son lavables, menuda ventaja. Se limpian con un paño humedecido y no dejan de lucirse impecables. En realidad la lista de cambios que podemos hacer en la cocina con los vinílicos es larga. Desde cubrir grietas, manchas o desperfectos en la pared y además hacerlo de un modo súper decorativo, a revestir los frentes de muebles y acabar con su imagen de siempre. Lograremos un nuevo look en nada de tiempo.

Insisto de nuevo en la facilidad de su colocación: no hace falta encolar el tabique, basta con hacerlo en el revestimiento con una cola especial para vinílico y listo para colocarlo. Como verás renovar la cocina con papel pintado es una propuesta cien por cien asequible y nada aburrida.

Otra opción a fichar: los revestimientos Tejidos no Tejidos

Fuente: Remodelista

Junto a los vinílicos, hay otra familia de papeles que también son infalibles para estancias con mucho uso doméstico y donde hay humedad. Y estarás de acuerdo conmigo en que la cocina es una de ellas. Son los llamados Tejidos no Tejidos. Por si no has oído hablar sobre los TNT te diré que al estar compuestos por una base de textil y una capa de vinílico, también son extraordinariamente funcionales. De ahí lo de llamarse así. En concreto ofrecen una alta resistencia a la exposición de los rayos solares y a la humedad. Así que vale la pena tenerlos muy presentes si te animas a renovar la cocina con papel pintado.

El poder de los efectos especiales

Fuente: Manner.Biz

Ahora que ya tenemos claro que renovar la cocina con papel pintado, implica apostar por vinílicos o los llamados TNT, es el momento de comenzar a descubrir todo el potencial decorativo que nos ofrecen. Porque es muchísimo. No sé si eres consciente de todos los efectos y cambios que puedes conseguir en tu cocina, aportándola estilo y singularidad. A mi encanta su capacidad para crear efectos ópticos de todo tipo. Y me explico. Pueden ser la solución indiscutible para hacer que la estancia parezca bastante más grande. ¿El motivo? Porque su diseño aporte perspectiva al espacio, generando una ilusión óptica muy agradable.

También te puede interesar:  Cocina exterior ¡con vistas al jardín!

O quizá la cualidad del papel sea otra, como por ejemplo añadir luminosidad a la cocina. Sin duda una virtud especialmente valorada cuando tenemos déficit de luz natural en la habitación. También colocado junto a paredes pintadas en liso y colores intensos la puesta en escena es muy transformadora.

Añadir textura o jugar a lo que no son

Fuente: MR Perswall

Probablemente el modo más sugerente e innovador para renovar la cocina con papel pintado sea darle una concesión a la creatividad. En concreto, utilizarlo para lograr que las superficies se vuelvan más ricas al tacto por su cálida textura. Es cuestión de apostar por esos modelos muy bien logrados para conseguir esta sensación gracias a sus acabados. Nada como un frente empapelado desde el techo al suelo con un papel que reúna esta característica. Dará un valor añadido a la decoración, favoreciendo un ambiente más envolvente y sensual.

Más propuestas low cost. También resulta de lo más tentador renovar la cocina con papel pintado jugando a colar en ella materiales y acabados que en realidad no están presentes. Divertido, ¿no? O dicho de otra manera, empapelar algunas zonas concretas con esos papeles que imitan a las mil maravillas materiales naturales, como los revestimientos de piedra y los listones de madera.

Yo los encuentro geniales para resaltar un tabique libre de armarios, destacar la pared junto a un comedor funcional, la zona de la ventana…. O dosificarlos en superficies más pequeñas, como detalles que harán que la decoración esté más cuidada.

¿Qué te parecen mis propuestas, ya tienes alguna favorita?

Compartir