Este que vemos en imagen es una aparador antiguo de madera de pino que ha sido restaurado. Para hacerlo se ha lijado la madera vieja para limpiarla y poder trabajar sobre ella. Se han quitado los agarradores  para después pintarlos y volverlos a poner. Se ha dado una imprimación o sellado y se ha vuelto a pintar.

En el ejemplo vemos que para darle un aire más vintage se ha puesto un papel de flores, pero nosotros podemos elegir entre hacerlo o no.

Vía: makezine.com