¡Buenos días amigos! En el espacio de hoy os daremos otra estupenda idea que hemos visto para decorar en San Valentín.

Es verdad que, particularmente, no me gusta recargar demasiado el ambiente durante estas fechas… pero siempre un toque personal  y romántico no está demás. Para todas esas personas que no desean más que dar cierto aire romántico a su hogar, este corazón realizado en alambre puede ser la solución.

corazon.jpg

No puede ser más sencillo, basta con tener un poco de alambre… más o menos grueso en función de tus necesidades decorativas. Además tendremos también unos alicates para dar forma y sujetar el alambre. Algo importante es tener unos guantes, así evitaremos cortes y pinchazos.

Por último una bonita cinta decorativa para dar un toque más atractivo al resultado final. De esta manera puedes hacer cuantos corazones quieras. Son tan sencillos que puedes colocarlos a modo de detalles en un regalo que vayas a hacer, puedes añadir una tanza y hacer una pequeña guirnalda o bien añadirlos a tu rincón favorito.

Para la mesa también también son ideales, puedes ponerlos junto a la servilleta o como sujeción de un papel con un poema o una frase cariñosa. Estos corazones pueden ser ubicados en superficies, bien de manera individual o bien en grupos como centro de mesa. También pueden ser colgados de manera muy atractiva, dando un toque romántico y sin saturar el ambiente.

Recuerda enganchar bien ambos extremos del corazón, así evitaremos heridas innecesarias. Por último la cinta decorativa la puedes poner en el color que más te guste. Incluso el propio alambre del corazón o los corazones pueden ser pintados en el color que más te guste. Como ves es una decoración de lo más sencilla y rápida de realizar.

Vía: Decora decora