¿Tu cuarto de baño te parece triste y desangelado? ¿No te resulta práctico ni confortable? ¿Es un espacio hostil del que estás deseando salir? Si la respuesta a todas estas preguntas es sí, entonces es que ha llegado la hora de renovarlo de arriba abajo. Con los consejos que te ofrecemos hoy, además de un espacio decorativo y práctico, podrás tener un spa en tu baño. ¡Sigue leyendo!

spa en tu baño
Fuente: HGTV

Las prisas matutinas, las obligaciones al volver a casa, el estrés… La vida diaria nos impone un ritmo frenético del que cuesta escapar. Es difícil encontrar un momento en el que relajarnos, incluso cuando regresamos a casa por las tardes. Sin embargo, y aunque no le demos siempre la importancia que tiene, tener espacios y momentos para el relax es clave para la salud de nuestro cuerpo y nuestra mente. Por eso hoy queremos contarte cómo puedes crear un spa en tu baño.

El cuarto de baño es un espacio ideal para relajarse al terminar la jornada. Un baño reparador, unos aceites esenciales, un rato de desconexión… ¡No se puede pedir más! Pero, ¿cómo conseguirlo? Hoy te damos algunos tips para crear ese spa soñado en tu propio cuarto de baño.

Recrear tu propio spa en tu baño: apuesta por el blanco

Fuente: Duravit

Para que la idea de tener un spa en casa pueda hacerse realidad, has de empezar por conseguir que tu cuarto de baño transmita paz y serenidad, calma y relax. Y para ello necesariamente ha de ser cómodo y fácil de usar, sencillo y sin estridencias.

A la hora de plantear una reforma total, apuesta por el color blanco como telón de fondo. En baños, el blanco transmite sensación de limpieza y luminosidad. Úsalo para las paredes y el techo, sea cual sea el material de revestimiento que elijas.

Si no eres fan del total white, puedes poner algunos toques de color en los complementos: las toallas, un adorno, etc.

También te puede interesar:  Bañeras vintage de Trentino

Busca el minimalismo

Fuente: Dezeen

Un estilo de decoración minimalista resulta más que adecuado para recrear un spa en tu baño. La sencillez de las formas que definen esta corriente, las superficies lisas, la ausencia de lo artificial y la búsqueda de lo esencial, armonizan muy bien con el entorno de los espacios serenos como los spas.

Además, el minimalismo favorece el orden. Comienza por prescindir de todo lo que no necesitas. Si haces una limpieza de todas tus cosas, verás como hay productos que no usas desde hace meses. Deshazte de ellos. Así tendrás más sitio en cajones y armarios para poner cosas que sí usas, y que dejarán de estar a la vista (como los rollos de papel higiénico, por ejemplo). Recuerda que el orden es fundamental si quieres conseguir un espacio relajante.

Cuida la iluminación

Fuente: Homedit

En muchas ocasiones no le damos a la iluminación del cuarto de baño la importancia que merece, y eso se nota. Por eso, si quieres disfrutar de un spa en tu baño, has de tener en cuenta qué tipo de iluminación vas a poner.

Comienza por dejar entrar la luz natural al baño, si tienes la suerte de contar con una ventana. Y si has de recurrir a la luz artificial, no pongas solo lámparas o focos en el techo o en la zona del espejo. Un punto de luz en la zona de la bañera también será muy práctico.

Una idea: instala reguladores de luz para poder bajar la intensidad cuando quieras tomar un baño relajante.

Un detalle que no falla: música de fondo

Fuente: Dezeen

Hazte con la manera de poner un poco de música relajante. Eso te ayudará mucho cuando desees un spa en tu baño. Y es que una música instrumental suave, la que más te guste, será el detalle perfecto para convertir tu sesión de spa doméstico en toda una experiencia, ¿no crees?

También te puede interesar:  Ideas y Sugerencias. Toque Original en el Baño

Pasión por el arte

Estos son los detalles que marcan la diferencia. Por eso, si te gusta el arte y tienes alguna pieza especial que te encante, puedes disfrutarla en tu cuarto de baño. ¿Por qué no?

Puede ser un cuadro, una fotografía especial o una pequeña escultura. Rodearte de belleza, de cosas que te gustan, también contribuirá a hacer tu experiencia spa aun más sublime.

Las plantas, el toque natural

Ya te hemos contado en otras ocasiones lo genial que resultan las plantas para decorar el cuarto de baño. Pues, además, aportan una nota natural que es perfecta en espacios de spa.

Coloca una o varias macetas con plantas, más grandes o más pequeñas, en función del espacio disponible. Y deja que el ambiente se inunde con su frescura.

¡Mímate!

Fuente: Dezeen

Aquí tienes un último consejo, no por ello menos importante. No te olvides de mimarte, y disfrutarás mucho más de un spa en tu baño. Hazte con toallas de calidad, suaves y esponjosas. Elige tus productos de baño favoritos, con aromas que te transporten a otra dimensión. Enciende unas velas y elige tu música favorita. Mimarse un poco no cuesta tanto.

Con estos consejos convertirás tu cuarto de baño en un spa para disfrutar cada día. ¿Te animas?

Compartir