Buenos días queridos amigos! En el espacio de hoy nos encantará hablarles sobre cómo cambiar las tapicerías cuando se han estropeado.

Si tienes una silla estropeada, un sofá tapizado o cualquier mueble que tenga que ver con esto y se encuentre deteriorado.. hoy te damos un pequeño consejo.

Sabemos que la tapicería del sofá durará poco, si tenemos niños o algunas mascota que le guste subirse al sofá o bien afilar sus uñas en el mismo.

Además del uso diario de la tapicería es lógico y normal que sufra cierto desgaste y antes de recurrir a un buen profesional, como ocurre con el tapicero.. quizás sea más barato, para nuestro bolsillo, hacerlo nosotros mismos.. eso sí, con cuidado.

Ahora las tapicerías es fácil cambiarlas sin tener que ir al tapicero, pero si son muebles que tienen una tapicería especial, muebles que contengan algunos difíciles pliegues es mejor olvidarlo y acudir a un profesional. 

Antes de nada, si decides hacerlo por tu propia regla y asumiendo el riesgo que conlleva.. vamos a explicarlo.. eso sí podrías ensayar primero con algo pequeño que no te sirva.. como tapizar una silla u otro objeto más sencillo.

Tapizar no es tan complicado como parece, pero según qué vayas a hacer, será de una u otra forma y complejidad… por ejemplo deberemos extraer la tapicería antigua del mueble que quieras arreglar. Te en cuenta el modelo, una vez tengas la tapicería a mano y realiza otro exactacemente igual, pero en otra tela diferente.. ten en cuenta los pliegues y demás, por ello dejaremos en exceso un par o tres de centímetros por el filo de la tela.

Por último estira bien la tela elegida y pégala perfectamente a la zona que que vayas a trabajar.. sea goma espuma o guata lo que haya debajo. Para su sujeción utiliza algunas tachuelas o bien clavos.