limpieza de otoño
Fuente: Ideal Home

La nueva estación parece no tener ninguna prisa por instalarse definitivamente. Parecía que habían llegado la lluvia y el mal tiempo, y repentinamente vuelve a brillar el sol y a subir las temperaturas. Si a ti te pasa lo mismo y también te haces el remolón a la hora de acometer la limpieza de otoño, lo mejor que puedes hacer es dejar la pereza a un lado y ponerte a ello. Ten en cuenta que cuanto antes lo hagas, antes te lo quitarás de encima. ¿No crees?

Las tareas de limpieza de otoño son algo por lo que tendrás que pasar más tarde o más temprano. No sirve de nada tratar de retrasar lo inevitable. Por eso, mi consejo es que hagas frente al asunto y lo lleves a cabo cuanto antes. Así podrás disfrutar más y mejor de tu casa, cuando por fin llegue el frío y pases en ella más tiempo.

Por eso, y para ayudarte en la medida de lo posible, hoy queremos hacer un listado de todas esas tareas de limpieza que debes realizar en esta época del año.

Comenzamos la limpieza de otoño por la cocina

limpieza de otoño
Fuente: Ideal Home

Dejando al margen la limpieza general (esta se hace unas dos veces al año), hay ciertas tareas que conviene repetir con mayor frecuencia. Una de ellas es limpiar y organizar la despensa y los armarios de la cocina.

Comienza por ver qué tienes y qué te falta. Tira todos aquellos alimentos que estén caducados, y da salida a aquellos que vayan a caducar pronto. Después, vacía todos los armarios y límpialos. Haz una lista de las conservas y productos no perecederos que tienes que reponer, y vete a la compra.

También te puede interesar:  Las herramientas de bricolaje que no te pueden faltar en casa

Otra tarea que es necesario realizar en la cocina consiste en descongelar el frigorífico. Y ya de paso, limpiarlo a fondo vaciándolo y retirando cada elemento para fregarlo a conciencia. Es el momento de hacer balance de todo lo que tenemos congelado y reponer lo que sea necesario. Lleva a rajatabla el asunto de identificar con nombre y fecha todo aquello que congeles, pues es la única manera de tener la certeza de que los alimentos que guardas son aptos para el consumo.

Las ventanas, es su momento

Fuente: Ideal Home

No sé si te pasa lo mismo que a mí, pero nunca me parece un buen momento para limpiar los cristales. Me parece que siempre va a empezar a llover en cuanto termine. Y ya ni te cuento lo que ocurre cuando llega la hora de limpiar las ventanas completas. Pues bien, esa hora ha llegado. La limpieza de otoño nos guarda un capítulo interesante: adecentar todas las ventanas de la casa por dentro y por fuera.

Puede que necesites mentalizarte primero. Hazlo y fija un día en el calendario, que no podrás retrasar. Ve desmontando las ventanas una por una y fregando bien el armazón y los cristales.

¿No has hecho el cambio de armario?

Fuente: Inside Out Style

En caso de que no hayas realizado todavía el cambio de armario y estés combatiendo como puedes los fríos otoñales (a pesar de las altas temperaturas, ya refresca por las mañanas), debes hacerlo ya.

Puede que no te apetezca, pero es una de las tareas ineludibles que nos trae la estación. Limpia y cambia la ropa de verano por la de invierno. Y saca también los abrigos porque los tendrás que usar más pronto que tarde. Lava o lleva al tinte las prendas de verano y guárdalas a buen recaudo hasta el año que viene.

También te puede interesar:  Cómo hacer un centro de mesa con zanahorias

Para ordenar el armario puedes seguir los consejos de la gurú nipona del orden Marie Kondo y su método Konmari. O también puedes seguir tu propio método. Lo importante es que tu te manejes con tus cosas y reine el orden en tus armarios.

La ropa de casa, a examen

Fuente: Donna Wilson

El otoño nos brinda la oportunidad perfecta de revisar nuestra ropa de casa y pensar si es la adecuada, si está en buen estado o si necesitamos sustituir algunas cosas. No te limites a limpiar y guardar las colchas de verano y sacar los edredones para el invierno. Mejor valora en qué estado se encuentran estos elementos y si tienes que hacer nuevas adquisiciones.

Rescata las alfombras del tinte, si es que las llevaste allí en verano (la mayoría de tintorerías te hacen el servicio de guardar las alfombras hasta el otoño). O límpialas a fondo si no las quitaste. En ese caso seguro que lo necesitarán.

Un poco de bricolaje

Fuente: B&Q

En la lista de las tareas de limpieza de otoño se nos cuelan también algunos trabajos de bricolaje que no podemos dejar a un lado. Y quizá el más importante es el de revisar la calefacción y comprobar que funciona correctamente.

Puede que tengas que llamar al técnico para que revise la caldera. O quizás solamente tengas que purgar los radiadores, sea como sea no esperes más tiempo para ponerla a punto. De lo contrario podría sorprenderte la primera ola de frío del invierno con la calefacción estropeada. No te la juegues.

Ya sabemos que las tareas de limpieza de otoño no son agradables de realizar. Y seguro que se te ocurren infinidad de cosas más interesantes a las que dedicar tu tiempo libre. Pero hay que hacerlo. Termínalas cuanto antes y… ¡libérate! Al menos, de momento.